Tags:

PUEBLA.- Un sacerdote que presuntamente fue secuestrado en Tlaxcala, fue baleado y abandonado en un paraje del municipio de Santa Rita Tlahuapan, aún y cuando la familia del hombre de 40 años de edad pagó el rescate que le exigieron los secuestradores.

La víctima identificada como Rolli Candelario N, habría ido con unos familiares a Apizaco, Tlaxcala, para ver y adquirir una casa, pero en el trayecto un grupo de delincuentes lo interceptaron para privarlo de la libertad y después exigir una determinada cantidad económica por su liberación.

Pese a que la familia pagó lo demandado por los secuestradores, estos le dieron cuatro balazos a la víctima y después lo dejaron en un paraje conocido como "El Pipirin", en Santa Rita Tlahuapan, por lo que vecinos de la zona fueron quienes al ver al hombre llamaron al número de emergencias.

Al lugar acudieron paramédicos de SUMA, policías municipales y elementos de la Guardia Nacional división Carreteras, a quienes la víctima les dijo que era sacerdote en Tlaxcala y había sido secuestrado, no obstante, la diócesis de aquella entidad no lo reconoció como parte de la comunidad religiosa.

La víctima fue trasladado a un hospital en el municipio de San Martín Texmelucan para recibir atención médica y tomar la declaración correspondiente por parte de las autoridades que se encargan de investigar y esclarecer este hecho.

Al respecto la Diócesis de Tlaxcala confirmó los hechos y lamentó la situación, reconociendo que el presbítero se encuentra delicado de salud debido a las lesiones que sufrió con arma de fuego.