Chris Vigilante rellena un molinillo de cafe con granos en su establecimiento Vigilante Coffee el miércoles 1 de septiembre de 2021, en College Park, Maryland. (AP Foto/Julio Cortez)

¿Amante del café? Hay malas noticias

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Alejandro Villaseñor

miércoles 29 septiembre 2021 - 08:08 p. m.

Los amantes del café que ya pagan 8 dólares o más por una bolsa en el supermercado o hasta 5 dólares por una taza podrían sentirse desalentados

SILVER SPRING, Maryland, EE.UU. (AP) — Como si una taza de café no fuera ya lo suficientemente cara, una confluencia de factores está elevando los costos de los productores y ello podría empezar a reflejarse en las cafeterías locales antes de fin de año.

Tras permanecer años en casi 1 dólar la libra (453 gramos), los futuros del café —el precio que los compradores de grandes volúmenes acuerdan pagar por el grano que se les entregue en los próximos meses— se duplicaron a finales de julio, alcanzando niveles no vistos desde 2014. Aunque los precios han disminuido un poco, continúan altos, en aproximadamente 1,90 dólares la libra.

Los amantes del café que ya pagan 8 dólares o más por una bolsa en el supermercado o hasta 5 dólares por una taza podrían sentirse desalentados por el incremento de los precios, pero el aumento de éstos en el mercado internacional de futuros no siempre golpea al consumidor.

¿QUÉ HA SUCEDIDO?

Una sequía persistente seguida de dos heladas en julio afectó la producción de café en Brasil y disparó de inmediato los precios al mayoreo del popular grano arábica, a más de 2 dólares la libra. Las heladas afectarán considerablemente la cosecha 2022-2023, dijo Carlos Mera, analista de mercados del café en Rabobank.

Las heladas en Brasil se sumaron a una pasarela de inconvenientes: dificultades en las cadenas de suministro a causa de la pandemia de coronavirus, una escasez de contenedores para enviar el grano, falta de mano de obra y otros problemas en la producción. Si se agrega un aumento a los costos en casi todo se tiene una taza más amarga para los amantes del café.

“Esto no tiene precedentes”, dijo Alexis Rubinstein, director editorial de Coffee & Cocoa para la firma de corretaje de materias primas StoneX Group. “Jamás había ocurrido esta tormenta perfecta. Por lo general sólo había sido un escenario de oferta y demanda".

“Jamás habíamos enfrentado un problema de oferta y demanda aunado a problemas de logística, laborales y una pandemia global”, agregó.

¿POR QUÉ PODRÍAN SUBIR LOS PRECIOS MINORISTAS?

Aunque es difícil determinar la magnitud de la cosecha perdida en Brasil, Mera señaló que las proyecciones varían entre 2 millones y 6 millones de sacos menos de café. Equivalen a aproximadamente 12% de la producción del mayor productor mundial de arábica, el grano de café de más venta en el mundo. Menor oferta casi siempre resulta en precios más altos.

Grace Wood, analista del sector para la firma investigadora de mercados IBISWorld, dijo que si los consumidores no ven un incremento en los precios del café a finales de este año, con seguridad lo harán en 2022 debido a las previsiones de un aumento en la demanda per cápita.

Eso simplemente contribuirá a una mayor demanda, que a su vez va a alterar todavía más las operaciones y causar mayores dificultades a los operadores, que ya están teniendo problemas de abastecimiento”, señaló Wood.

Mera indicó que las personas que compran café en la tienda de comestibles posiblemente verán un aumento notable en el precio, ya que aproximadamente la mitad del costo de esa bolsa en el anaquel corresponde al grano mismo. Sin embargo, en las grandes cafeterías, agregó, el costo del grano representa apenas alrededor de 5% de una taza de café caliente, así que los que tuestan el grano "quizá no necesiten trasladar los incrementos de inmediato”.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?