Tags:

TAMAULIPAS.- Luego de que el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo informó que, de acuerdo a investigaciones, el hecho suscitado el pasado 5 de septiembre, cuando policías estatales repelieron una agresión en su contra en la que murieron ocho presuntos delincuentes en Valles de Anáhuac se trató de una ejecución extrajudicial, el gobierno de Tamaulipas informó que colaborará con la Comisión Nacional de Derechos Humanos u otro organismo competente respecto a la muerte de las ocho personas durante un operativo policial.

El hecho se registró la mañana de dicho jueves, cuando policías estatales circulaban por la colonia (barrio) Valles de Anáhuac, en la mencionada ciudad, y se encontraron con presuntos miembros del Cártel del Noreste (CDN).

El presunto enfrentamiento ocurrió después de que militares y efectivos de la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas reforzaran la vigilancia en las estaciones de venta de gasolina debido a reportes de que estaban siendo amenazadas para no venderle a patrullas de las fuerzas de seguridad.

El gobierno de Tamaulipas refrendó su “compromiso con el pleno respeto a los derechos humanos, la transparencia y la legalidad”.

Destacó que “en Tamaulipas se ha venido trabajando en el fortalecimiento de su Policía Estatal, proceso en el que se reconocerá el buen desempeño de los elementos policíacos, pero se actuará en consecuencia contra los que pudieran contravenir la legalidad y la seguridad de los ciudadanos”.