Tags:

TAMAULIPAS.- Una disminución en los ingresos de pacientes COVID-19 registra el hospital general de Altamira, doctor Rodolfo Torre Cantú, desde finales de agosto a la fecha, aseguró la directora del nosocomio Yazmín Payta González.

Señaló que en estos momentos tienen internados alrededor de 25 pacientes graves y tres en estado crítico.

Dijo que diariamente siguen recibiendo entre 3 y 5 pacientes, entre sospechosos y positivos, siendo estos últimos quienes al tener el resultado de la prueba PCR se encontraban aislados en sus domicilios con tratamiento médico, pero al presentar complicaciones respiratorias tuvieron que acudir al hospital.

Comentó que a los pacientes que llegan los evalúan y luego se determina si los internan o los envían con tratamiento a su casa.

Payta González dijo que con la temporada invernal, hay temor de un rebrote en los meses de octubre y noviembre, por lo que pidió a la población no bajar la guardia y seguir cuidándose.

"El rebrote será mucho más peligroso, tenemos que tomar en cuenta que si no cumplimos con las medidas sanitarias corremos el riesgo de que haya un rebrote sobre todo en los meses octubre y noviembre, cuanto empezamos la temporada invernal, si la ciudadanía baja la guardia podríamos tener hasta el 100 por ciento de ocupación hospitalaria, si no queremos ninguna pérdida dentro de la familia, debemos cuidarnos".