Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Tras cubrir unos 300 millones de kilómetros, la misión InSight de la NASA alcanzará hoy la superficie de Marte e instalará un sismómetro y un sensor térmico para descifrar el "interior profundo" del llamado planeta rojo.

Este módulo estacionario, que despegó el pasado 5 de mayo desde la Base Aérea Vandenberg, en California, usará una excavadora mecánica para perforar hasta unos 5 metros de profundidad y medir su temperatura interna, además de cualquier movimiento interno con ayuda de un sismógrafo.

"Es la primera misión que va a estudiar el interior profundo de Marte", dijo el español Fernando Abilleira, subdirector de diseño y navegación del InSight y parte del equipo multidisciplinar e internacional que conforma la misión.

"Al estudiar la propagación de las ondas bajo la superficie de Marte, a través de su sismómetro, vamos a tener más información sobre como el planeta ha evolucionado" en los últimos 3 mil millones de años, agregó.

Abilleira, con 17 años de servicio en proyectos espaciales de NASA, es parte de los ingenieros y científicos que desde el lunes estudiarán en el Laboratorio de Propulsión de esta agencia (JPL-NASA), en Pasadena (California), los "signos vitales" del vecino planeta, como sus "pulsaciones, temperatura".

Ahondó que a través de un "seguimiento de precisión" observarán "hasta los reflejos" durante los dos años de "experimentos primarios" que implicará la misión.

Para ampliar el conocimiento sobre la formación de Marte y de otros planetas rocosos, como la Tierra, se usará el Experimento Sísmico para la Estructura Interior (SEIS), un sismómetro fabricado por el Centro Nacional de Estudios Aeroespaciales de Francia (CNES) y que detectará "cualquier movimiento en la superficie de Marte", explicó Abilleira.

Las vibraciones que serán registradas por el SEIS podrían ser ocasionadas por el impacto de un meteorito o por un pequeño terremoto, si bien la actividad sísmica del "planeta rojo" es menor a la de la Tierra.