Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los estudiantes universitarios deben afrontar una serie de gastos como comprar libros, fotocopias, transporte y comida, además de ciertos lujos, como salidas con amigos o comprar ropa y zapatos.

Todo esto, aunado a la presión por los exámenes, tareas complicadas y una economía limitada, por ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó seguir algunos tips para ahorrar y librar una carrera universitaria.

En su revista mensual Proteja su Dinero, expuso que la planeación de los recursos debe ser efectiva, ya que la universidad es una buena oportunidad para aprender a administrar las finanzas.

Señaló que lo primero que se puede hacer es limitar algunos gastos, como la comida chatarra mientras se estudia, las salidas a comer con los amigos, los cafés en clase, las idas al cine cada semana y los refrescos y las golosinas, que además mejorarán la salud.

Estos gastos hormiga, en muchas ocasiones, es a los que más presupuesto se les destina, por lo que cambiar de hábitos puede solucionar el problema.

Algunos de los tips dados por la Condusef son levantarse más temprano y preparar el desayuno en casa, llevar los propios recipientes para agua y café, así como optar por libros usados o pedirlos prestados a la biblioteca.

En cuanto al transporte, el organismo invitó a no usar automóvil si no es estrictamente necesario, ya que hay que tomar en cuenta gastos extras como gasolina, seguro, mantenimiento y estacionamiento.

Para los estudiantes foráneos, rentar una casa, un departamento o una habitación es sin duda un problema para sus finanzas, por lo que se puede considerar la posibilidad de rentar con roomies o amigos.

Destacó que es importante tomar en cuenta gastos no previstos como emergencias médicas, ya que nadie está exento a enfermedades.