La Vía Láctea crea ola cada 440 millones de años

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Jesús Briones

miércoles 20 enero 2021 - 09:24 p. m.

Los astrónomos han sabido durante décadas que muchas galaxias espirales en realidad tienen discos con un ligero giro

CIUDAD DE MÉXICO.- Científicos del Sloan Digital Sky Survey han presentado la mirada más detallada hasta el momento de la deformación de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

"Nuestra imagen habitual de una galaxia espiral es como un disco plano, más delgado que un panqueque, girando pacíficamente alrededor de su centro", dijo Xinlun Cheng de la Universidad de Virginia, autor principal del estudio, presentado en la 237ª Reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense. "Pero la realidad es más complicada".

Los astrónomos han sabido durante décadas que muchas galaxias espirales en realidad tienen discos con un ligero giro, como una papa frita o un disco de vinilo que se deja demasiado tiempo al sol.

Tales giros ocurren en alrededor del 50 al 70% de las galaxias espirales, incluida nuestra propia Vía Láctea. Sin embargo, sorprendentemente, no sabemos mucho sobre la deformación en la Vía Láctea.

Atrapados en su interior y limitados a una única perspectiva desde la Tierra, carecemos de la capacidad de ver la deformación de nuestra galaxia en una sola mirada. En cambio, debemos trazar la forma de la disformidad estudiando cuidadosamente las posiciones y movimientos de las estrellas en toda la Vía Láctea.

Eso es exactamente lo que hicieron los investigadores, y gracias a los datos de Sloan Digital Sky Survey, pudieron obtener una vista más detallada que nunca, encontrando que no solo el disco de la galaxia está deformado, la deformación viaja alrededor de la galaxia una vez cada 440 millones de años.

"Imagina que estás en las gradas en un partido de fútbol y la multitud empieza a hacer la ola",dice Cheng en un comunicado. "Todo lo que haces es levantarte y sentarte, pero el efecto es que la ola recorre todo el estadio.

Es lo mismo con la deformación galáctica: las estrellas solo se mueven hacia arriba y hacia abajo, pero la ola viaja alrededor del galaxia." Para encontrar este resultado inesperado, el equipo hizo uso del espectrógrafo de alta precisión del Experimento de Evolución Galáctica del Observatorio de Apache Point (APOGEE), parte de Sloan Digital Sky Survey (SDSS).

Durante sus casi 10 años de vida, APOGEE ha observado cientos de miles de estrellas en la Vía Láctea. Lo hace mediante la recopilación de espectros, las medidas de la luz de las estrellas se dividen en sus longitudes de onda componentes de la misma manera que un prisma divide la luz en un arco iris de colores.

"Los espectros APOGEE proporcionan información sobre la composición química y los movimientos de las estrellas individuales", explica el doctor Borja Anguiano de la Universidad de Virginia, coautor del estudio y mentor de Cheng.

"Eso nos permite separarlos en diferentes grupos, lo que a su vez nos permite seguir la deformación por separado dentro de cada grupo de estrellas".

Con información de Europa Press.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?