Se bañan hindúes en río de espuma tóxica

Devotas hindúes realizan rituales en el río Yamuna, cubierto de espuma química causada por la contaminación industrial y domeéstica, durante el festival Chhath Puja, el miércoles 10 de noviembre de 2021, en Nueva Delhi. (AP Foto/Altaf Qadri)
facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Associated Press

miércoles 10 noviembre 2021 - 11:33 p. m.

Un largo tramo del río Yamuna está cubierto por una blanca espuma tóxica, causada en parte por los contaminantes

NUEVA DELHI (AP) — Uno de los ríos más sagrados de la India parece estar cubierto por una gruesa capa de nieve. Pero eso no es nieve.

Un largo tramo del río Yamuna está cubierto por una blanca espuma tóxica, causada en parte por los contaminantes que vierten las industrias ubicadas en la periferia de Nueva Delhi.

De cualquier forma, cientos de devotos hindúes se adentraron hasta las rodillas en estas aguas tóxicas, por momentos incluso sumergiéndose por completo para un baño sagrado, durante el festival de Chhath Puja.

El Yamuna, de 1.376 kilómetros (855 millas), es uno de los ríos más sagrados para los hindúes. Es también uno de los más contaminados del mundo.

(AP Foto/Altaf Qadri)

El río proporciona más de la mitad del agua de Nueva Delhi, lo que representa una seria amenaza de salud para sus habitantes. Se ha contaminado más con el paso de los años, una vez que el drenaje de la capital, los pesticidas agrícolas de estados vecinos y los desechos industriales de las fábricas van a parar a sus aguas a pesar de la existencia de leyes que prohíben la contaminación.

En una ciudad que ya tiene el aire más contaminado del mundo, una vía fluvial peligrosamente insalubre es motivo de preocupación para muchos. De igual forma, los devotos lo visitan cada año durante el festival, el cual está dedicado a la deidad del Sol y se celebra con un baño sagrado.

Rajesh Kumar Verma fue uno de los que se presentaron a orar en las cuencas del Yamuna. Sabe que sus aguas son peligrosas, pero igualmente entró, sin inmutarse por los riesgos de salud.

“¿Cuál miedo? Si tenemos miedo ¿entonces cómo podemos orar?”, preguntó.

Las autoridades desplegaron lanchas de motor en un intento por dispersar la espuma tóxica. También instalaron barricadas de bambú para mantener la espuma alejada de las cuencas.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?