Foto: REUTERS/Caitlin O’Hara
Foto: REUTERS/Caitlin O’Hara
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Waymo de Alphabet lanzó el miércoles un desarrollo significativo tras una década de costosa búsqueda de un servicio de transporte autónomo: taxis sin conductor que generan ingresos.

Con poca fanfarria, la compañía ha comenzado a cobrar a los pasajeros por usar sus vehículos sin conductor en una zona de aproximadamente 160 kilómetros en cuatro suburbios de Phoenix: Chandler, Tempe, Mesa y Gilbert, donde ha estado probando su tecnología desde 2016.

La generación de ingresos es un hito estratégico porque coloca a Waymo por delante de sus rivales de Estados Unidos, principalmente Cruise Automation de General Motors Co y Uber Technologies, que aún no han lanzado sus propios servicios de pago.

Todos están compitiendo para ganar clientes y recuperar miles de millones de dólares gastados en el desarrollo de tecnología.

Para usar el servicio de Waymo, denominado Waymo One, los usuarios deben descargar una aplicación y proporcionar un número de tarjeta de crédito, como en los viajes compartidos de Uber y Lyft. Un conductor humano está detrás del volante, pero solo para intervenir en caso de emergencia.

Sigue habiendo grandes desafíos, comenzando por los obstáculos técnicos. Un taxi de Waymo One que probó Reuters la semana pasada fue lento y brusco a veces, y hay que ver si los clientes continuarán utilizando el servicio una vez que la novedad desaparezca.

Además, las regulaciones que gobiernan la industria en Estados Unidos son un mosaico incoherente, un obstáculo importante para una rápida expansión.

Waymo no informó exactamente cuántos de sus autos estarán en las calles de Arizona. Sí dijo que su servicio de 24 horas inicialmente se limitaría a “cientos” de personas que invitó a inscribirse el año pasado. Los precios son similares a los de Uber y Lyft. Un viaje de 15 minutos y 4,8 kilómetros realizado por Reuters la semana pasada costó 7,59 dólares, apenas más que los 7,22 dólares que ofrece Lyft.