FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, ha mantenido su rechazo a tomar medidas contra los posts provocadores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha difundido desinformación sobre el voto por correo y, en opinión de muchos, fomentado la violencia contra manifestantes.

Sus críticos, sin embargo, se están multiplicando. Varios empleados han dejado sus puestos por el tema, y líderes de derechos civiles que se reunieron con él el lunes por la noche tacharon de “incomprensible” la explicación de Zuckerberg de por qué decidió dejar pasar los posts de Trump.

Al día siguiente de que docenas de trabajadores de Facebook hicieran una protesta virtual por la cuestión, el jefe de la compañía se reunió el martes con empleados para una sesión de preguntas y respuestas por videollamada. Durante la sesión, según reportes, Zuckerberg insistió en su postura de dejar estar los mensajes de Trump, aunque sí sugirió que la firma estudiaba hacer cambios en sus políticas sobre “uso de la fuerza del estado”, una categoría en la que entraba el mensaje de Trump sobre Minneapolis.

Twitter, plataforma rival de Facebook, señalizó y degradó un tuit de Trump en el que aludía a las protestas contra la violencia policial en Minneapolis con la frase “cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”.

Pero Facebook mantuvo un mensaje idéntico en su plataforma. Zuckerberg explicó su argumento el viernes en un post en Facebook, una postura que ha reiterado varias veces.

“Sé que mucha gente está molesta porque dejáramos los post del presidente, pero nuestra posición es que debemos permitir tanta expresión como sea posible salvo que cause un riesgo inminente de daños específicos o peligros detallados en políticas claras”, escribió el directivo.

Las renuncias, que varios ingenieros tuitearon y compartieron en LinkedIn y Facebook, también comenzaron el martes.