Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Kat Volpe extendió un mat y trató de sincronizar su iPhone con un televisor de pantalla grande para ver una clase de acondicionamiento físico emitida por Instagram, durante el confinamiento decretado la semana pasada por coronavirus en Nueva York.

Pero la aplicación es incompatible con el dispositivo de TV Chromecast de Google, que se controla de forma remota con un teléfono inteligente o un computador.

Con entrenamientos, conciertos e incluso happy hours en línea impulsados por la prohibición de salir de casa, Volpe y otros consumidores están descubriendo que algunos de los servicios más populares no son compatibles con productos de sus rivales.

Entre los principales marginados en la tecnología de transmisión de teléfono a televisión de Google están apps de transmisión en vivo como Zoom e Instagram. Otras que tampoco son compatibles con Chromecast incluyen a Apple TV+, los videos de Twitter y TikTok.

“Hay muchas instancias en las que las compañías tecnológicas más grandes no quieren integrarse con productos de otras tecnológicas”, dijo Nadia Gilani, quien renunció a un entrenamiento cuando no pudo hacer que Instagram lo transmitiera a su televisor.

Tales límites estrechos son perjudiciales para los consumidores, afirmó Gilani, de 26 años, trabajadora del rubro de tecnología en Vancouver. “Es una forma de operar con mentalidad empresarial y no social”.

Facebook está evaluando poner transmisiones en vivo en un sitio web que funcionaría con Chromecast si se accede al navegador Chrome en un PC. TikTok está considerando la compatibilidad con Chromecast.

Apple se negó a comentar, pero se asocia con muchos fabricantes de televisores directamente para permitir la transmisión de videos desde iPhones.