Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Cuando Denise Richards volvió la semana pasada al set de “The Bold and the Beautiful” de CBS, después de un receso de tres meses por la pandemia, había un plan específico y detallado para mantener a todos seguros en la producción.

El melodrama está bajo la lupa al ser una de las primeras producciones estadounidenses en retomar actividades desde que el brote de COVID-19 detuvió las filmaciones de cine y televisión por seguridad. Otros estudios y series trabajan en planes para reactivarse. En Gran Bretaña, la serie “Emmerdale” retomó sus grabaciones el mes pasado.

Richards no estaba ansiosa o preocupada de volver a trabajar. De hecho, estaba “muy emocionada”, dijo en una entrevista reciente con The Associated Press.

“Es importante avanzar y seguir adelante. Tenemos que regresar a trabajar”, dijo.

Bradley Bell, el productor ejecutivo de la serie, creó un plan con la ayuda del estudio para procurar un ambiente laboral seguro.

Antes de poder volver a trabajar, Richards debió realizarse una prueba de COVID-19 y le seguirán haciendo pruebas semanales.

A la actriz le miden la temperatura cada vez que llega al estudio conocido como Television City en Los Ángeles. Debe llevar puesto un cubrebocas cuando entra al set y usarlo lo más posible mientras la maquillan y la peinan. Richards también fue recibida con nuevas brochas para maquillaje y cepillos para el pelo, todo con su nombre. En un contenedor de plástico le pusieron otros artículos para retoques de maquillaje. Todo lo demás que necesite llevar un actor al set, incluyendo guiones, agua o celulares, es depositado en ese miso contenedeor que llevan con ellos.

Hay una ruta para entrar al estudio que es distinta de la de salida. Y antes de que Richards pueda aparecer frente a una cámara debe responder preguntas sobre su salud y le miden la temperatura nuevamente.

Todos los miembros del equipo de producción llevan cubrebocas, y cualquiera que tenga que estar en proximidad con los actores usa también una careta.

Una persona designada está presente para asegurar que se cumplan las medidas de seguridad. Richards dijo que esa persona está “para asegurarse que incluso con una máscara cumplamos la distancia de 8 pies (2,4 metros) entre nosotros. Literalmente lo miden”.