Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

VERACRUZ.- La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres no puede dictar la agenda del estado de Veracruz, no tiene jurisdicción ni competencia para decirle al Congreso del Estado qué legislar y qué no o a los poderes Judicial y Ejecutivo qué hacer.

Se espera que por medio de las peligrosas intromisiones que realizan no se pretenda poner de rodillas a nadie, afirma la Arquidiócesis de Xalapa en su comunicado de este domingo.

“Con todas estas presiones que se están haciendo al gobierno del estado de Veracruz para que adopte políticas antivida, queda de manifiesto que nuevamente se busca imponer la voluntad y los caprichos de un grupo minoritario que, por cierto, recibe jugosas aportaciones de organismos internacionales, lo cual deja ver lo oculto de muchas acciones”, asegura.

En el documento firmado por José Manuel Suazo Reyes, director de la Oficina Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, se expresa que mientras la violencia en el Estado de Veracruz sigue prácticamente imparable y no se observa aún una estrategia eficaz que dé resultados diferentes ya que los reportes de ejecuciones, asaltos a mano armada, secuestros, levantones, asesinato de mujeres siguen en aumento, la titular del Instituto Veracruzano de la Mujer, anunció que se solicitará al Congreso estatal que vuelva a discutir la despenalización del aborto en Veracruz, además de que el próximo 31 de enero el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario sesionará con la Conavim con la finalidad de que se programe un plan de trabajo para instar a la Fiscalía, al sector salud y a los poderes Judicial y legislativo a reformar el Código Penal.