Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los sitios arqueológicos prehispánicos de México han comenzado a reabrir al turismo por primera vez desde su cierre en marzo debido a la pandemia del coronavirus.

Estos lugares no se veían tan solitarios desde que fueron abandonados hace siglos. Los pocos cientos de visitantes a los que se permitirá la entrada en la mayoría de los sitios deben hacer fila para comprar un número limitado de boletos, permitir que les tomen la temperatura, llevar mascarillas, recibir una dosis de gel sanitizante y guardar una distancia de 1,3 metros (1,5 yardas) entre sí. La admisión estará limitada a sólo 30% del cupo de esos lugares.

Las ruinas mayas de Tulum y Cobá serán reabiertas el lunes; Chichén Itzá al parecer lo hará después.

En el sitio arqueológico más visitado del país, las pirámides de Teotihuacán, al norte de la Ciudad de México, los vendedores de recuerdos regresaron, pero el jueves había pocos visitantes. Sólo se autoriza la entrada a 3.000 personas por día sin que se les permita subir a las pirámides del Sol o la Luna, que antes atraían cada año a decenas de miles de visitantes para los equinoccios de primavera y otoño.

Omar González visitó Teotihuacán con su esposa y tres hijos en el primer día de reapertura, y señaló que deseaban hacer este viaje desde 2019.

“Lo teníamos ya programado desde el año pasado”, señaló González. “Desgraciadamente debido a la contingencia lo tuvimos que posponer" hasta ahora.

Teotihuacán fue probablemente la ciudad más importante e influyente en la región durante su apogeo entre el año 100 antes de nuestra era y el 750 después de Cristo, cuando tenía unos 100.000 habitantes. Posteriormente fue abandonada.