Tags:

SUDÁFRICA.- El guía de safari Tim Jansen van Vuuren lideraba un grupo de turistas en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, el mes pasado cuando logró filmar una rarísima cría de elefante de color rosa.

El pequeño, el más joven de su grupo con no más de dos o tres semanas en aquel momento, estaba rodeado por su familia y jugaba con entusiasmo en la hierba.

Van Vuuren cree que el elefante que filmó padece leucismo, una peculiaridad genética caracterizada por una pérdida parcial de pigmentación. Estos elefantes son extremadamente escasos.

A veces el leucismo se confunde con el albinismo, pero a diferencia de los animales albinos, los leucísticos no son más sensibles a la luz solar.