FOTO: www.radiocutivalu.org
FOTO: www.radiocutivalu.org
Tags:

YUCATÁN.- En Mérida, Yucatán, ya se castiga el acoso callejero, desde que se aprobó la modificación al reglamento de la policía y buen gobierno se detuvo a seis sujetos por faltar al respeto y tocar a una dama sin su consentimiento.

El castigo va desde 36 horas de cárcel, talleres de sensibilización y hasta servicio comunitario.

Las afectadas deberán presentar pruebas y acudir primero a la policía municipal y, dependendiendo la gravedad, ante un juez.

El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, comentó que esta medida se tomó debido a las constantes quejas que se recibían respecto al tema.

En este caso somos uno de los primeros si no el único municipio a nivel nacional en regular este tema, no estamos buscando solo detener ni sancionar, lo estamos haciendo para fortalecer y empoderar a la mujer que hoy tenga una alternativa para denunciar una conducta reprobable”,

Entre las faltas se encuentran:

Miradas Lascivas
Piropos
Silbidos, besos, bocinazos, jadeos y otros ruidos
Gestos obscenos
Comentarios sexuales
Fotografías y grabaciones
Tocamientos
Persecución y arrinconamiento
Masturbación y exhibicionismo
Agredir
Asediar

Lo que había estado pasando es que cualquier persona podía gritarle cualquier cosa a una mujer y no tenían espacios para ser atendidas, defendidas; no había algún tipo de sanción, era un deporte hacer diario este tipo de actividades, llevamos 6 detenciones, no nos interesa solo cobrar la multa, nos interesa que dejen de hacerlo.

Los habitantes dieron su opinión de esta nueva medida que ya se implementa en la ciudad de Mérida.

"Aunque sea unas horas que pasen ahí, la verdad es un escarmiento para ellos, para que no siga sucediendo, porque la verdad de acoso puede pasar a otra cosa”, comentó Nayely, habitante de Mérida.

"Tengo amigas, mamá, hermanas que han pasado por una situación mínima de acoso, entonces es un problema que se va alargando y creciendo; si no salían esas medidas se iba hacer más grande el asunto”, resaltó Fernando Pat, ciudadano de Mérida.

Con estas sanciones, que sólo aplican en la ciudad de Mérida, esperan que disminuya el acoso callejero.