Tags:

CIUDAD DE MÉXICO .- Comerciantes de la Central de Abastos (CEDA), de mercados sobre ruedas y tianguistas, se comprometieron a mantener el precio mínimo posible en el precio de los productos de la canasta básica.

Lo anterior, como parte del acuerdo firmado este martes con el Gobierno de la Ciudad de México, para hacer frente a la escalada de aumentos, producto del incremento en el costo de los combustibles.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que este pacto forma parte de las acciones que su administración pondrá en marcha para proteger la economía de los capitalinos.

Mencionó que ante la complicada situación económica que se vive en México, los gobiernos locales tienen la responsabilidad de buscar opciones para lograr la estabilidad social.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, mencionó que en este acto de concertación participa el 46% de los implicados en el abasto tradicional de productos básicos de la Ciudad de México.

Indicó que se trata de una medida tangible para amortiguar y detener el alza de los alimentos durante el 2017.

Dentro del convenio, el Gobierno Capitalino determinó no incrementar las cuotas de peaje de la CEDA ni aumentar el costo de mantenimiento a los locatarios, para que estos también tengan beneficios y, con ello, dar garantía para brindar el mejor precio posible en los alimentos.

Diariamente, la central de abastos comercializa 30 mil toneladas de productos de la canasta básica, en una superficie de 300 hectáreas.

Son proveedores de alimentos de los 329 mercados de la CDMX.