Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Luisa María Alcalde, quien será secretaria de Trabajo y Previsión Social en el gobierno entrante, aseguró que en la siguiente administración se entrará en una nueva etapa de justicia laboral, con una cultura de democracia y libertad, tras la reforma constitucional en la materia.

Entrevistada al salir de las oficinas donde se reunió con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, indicó que se requieren leyes secundarias que implican un cambio, pues se eliminarán las Juntas de Conciliación y Arbitraje y la justicia laboral pasará a formar parte del Poder Judicial.

Se pronunció en favor que la justicia laboral sea imparcial y forme parte del Poder Judicial, pero hay que ver el procedimiento para la desaparición de las juntas, así como nuevos mecanismos como el consultar a los trabajadores antes de cualquier firma de contrato colectivo.

Lo anterior, señaló, permitirá transitar a una nueva cultura laboral donde haya democracia y libertad de que mujeres y hombres que vivan de su trabajo puedan elegir libremente a sus dirigentes, además de que se entrará a una etapa de transparencia de contratos colectivos y padrones.

Añadió que se busca que la cultura laboral esté en todos los ámbitos de la vida pública de los trabajadores al servicio del Estado, paraestatales y de las empresas.

Sostuvo que el tema del salario mínimo sería una de las prioridades de la Secretaría, considerando siempre las opiniones del Banco de México y de Hacienda, y con la ruta clara de recuperar la dignidad de los mexicanos, a partir del 1 de diciembre.

Recordó a algunos de quienes integrarán su equipo de trabajo, entre ellos Horacio Duarte que se encargará de la Subsecretaría de Empleo y tendrá a su cargo el programa Jóvenes Construyendo el Futuro y el Servicio Nacional de Empleo, en tanto que Alfredo Domínguez estará en la Subsecretaría de Trabajo.