Tags:

AUSTRALIA.- Una compañía estadounidense de biotecnología comenzó el martes a inyectar una vacuna contra el coronavirus en Australia, con la esperanza de tenerla lista para uso generalizado este año.

En la primera fase del ensayo, 131 voluntarios probarán la seguridad de la vacuna y buscarán los primeros indicios de su efectividad, informó el médico Gregory Glenn, principal investigador de la compañía Novavax.

Alrededor de una decena de vacunas experimentales se encuentran en la fase inicial de pruebas o se disponen a iniciarlas, principalmente en China, Estados Unidos y Europa. De momento no está claro si alguna de las candidatas al final demostrará ser segura y efectiva, pero muchas vacunas funcionan en distintas formas, y son fabricadas con diferentes tecnologías, aumentando las probabilidades de que al menos una tenga éxito.

Estamos haciendo dosis y la vacuna al mismo tiempo previendo que podremos demostrar que está funcionando y que podremos empezar a distribuirla para finales del año
Gregory Glenn

Las pruebas en animales afirmaron que la vacuna es efectiva con pequeñas dosis. Novavax podría fabricar por lo menos 100 millones de dosis este año y 1.500 millones en 2021, informó Glenn.

Añadió que desde marzo, la producción de la vacuna, llamada NVX-CoV2373, se intensificó luego de una inversión de 388 millones de dólares por parte de la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias, con sede en Noruega.

Se tiene previsto que los resultados de la primera fase de los ensayos clínicos en Melbourne y Brisbane se den a conocer en julio, dijo Novavax. Después de eso, miles de candidatos de varios países se involucrarían en la segunda fase.

El ensayo comenzó con seis voluntarios que fueron inyectados con la potencial vacuna en Melbourne el martes, dijo Paul Griffin, experto en enfermedades infecciosas para el colaborador australiano Nucleus Network.