Tags:

COAHUILA.- Los visitantes a Coahuila durante el periodo vacacional de Semana Santa, podrán disfrutar de sus seis Pueblos Mágicos, además de una riqueza histórica, cultural, gastronómica, fósiles de dinosaurios y grandes bellezas naturales únicas en el mundo.

Arteaga, Candela, Cuatrociénegas, Guerrero, Parras de la Fuente y Viesca son los Pueblos Mágicos que los turistas podrán recorrer para disfrutar su infraestructura hotelera, gastronómica, comercial, industrial y de servicios.

Parras de la Fuente fue el primer Pueblo Mágico, no sólo de Coahuila, sino del Norte del país, que recibió la denominación en el 2004.

En este sitio, ubicado en la región Sur de Coahuila, los visitantes podrán recorrer la Casa Madero, conocida por ser la primera vitivinícola de América, fundada en 1597 por Lorenzo García e impulsada a gran escala en 1893 por Don Evaristo Madero.

Para las personas que gustan de disfrutar del turismo religioso, Parras de la Fuente tiene hermosas iglesias como la de Santa María de las Parras, el antiguo templo y Colegio de San Ignacio de Loyola y el Santuario de Guadalupe, sin embargo la más representativa de la región, es la pequeña capilla del Santo Madero.

Este pequeño recinto religioso, construido en 1968, guarda la cruz de madera más venerada de esa región, está ubicada sobre el Cerro del Sombreretillo, y se ha convertido en símbolo arquitectónico de la ciudad.

A su vez, la población de Arteaga, segundo Pueblo Mágico de Coahuila, cautiva a sus visitantes con sus maravillosos paisajes boscosos, donde las familias podrán disfrutar de sus cálidas y rústicas cabañas en una experiencia única.

En la cabecera municipal de Arteaga, la visita al templo San Isidro Labrador, es una tradición muy arraigada; su iglesia es un bello templo construido en 1790, donde se venera al Santo Patrono de los Agricultores.

Ahí mismo, en la Congregación de San Antonio de las Alazanas se celebra su tradicional Feria de la Manzana, donde se ofrecen los mejores productos derivados de esta magnífica fruta que se produce en la región; y se localiza el Museo de las Momias, donde se exhiben cuerpos momificados de alrededor de 150 años de antigüedad.

El tercer Pueblo Mágico, Candela, ofrece toda una posibilidad para el turismo de aventura, donde se puede practicar el senderismo, montañismo, rapel entre otras actividades, como contar con una ruta de río subterráneo en sus montañas.

Entre su atractivos turísticos se encuentra el Balneario Ojo Caliente y Los Carricitos, la Presa de las Higueras, que es balneario de cristalinas aguas termales, además de ser considerado un espacio para el esparcimiento familiar, ideal para el campismo, la caminata y cabalgatas.

Cuatrociénegas, cuarto Pueblo Mágico de Coahuila, se destaca por biodiversidad terrestre y acuática por lo cual fue declarada Área Natural Protegida, donde es posible encontrar una mezcla de los colores secos del desierto combinados con el brillante turquesa de sus aguas.

En este lugar, los visitantes tendrán una experiencia inolvidable en las majestuosas Dunas de Yeso, compuestas de sulfato de calcio, por lo que estas blancas arenas ofrecen un paisaje único en el país.

En aproximadamente 800 hectáreas de extensión viven múltiples endemismos de flora y fauna que conforman una joya biológica para el visitante.

Guerrero, es un pintoresco Pueblo Mágico, localizado a 38 kilómetros al sur de la ciudad de Piedras Negras, su principal atractivo se relaciona con el turismo cultural, por los varios edificios históricos que posee, muchos de los cuales fueron edificados hace doscientos años y aún se levantan nobles y admirables.

El mayor atractivo es la Misión de San Bernardo, lugar clave en el proceso de colonización de Texas.

Fue construida en 1702 y tuvo una enorme influencia en el siglo XVIII en el proceso de colonización que se llevó a cabo en lo que actualmente es el territorio de Texas, puesto que allí se instalaron temporalmente quienes fueron los primeros colonizadores al norte del Río Bravo y que con el tiempo llegaron a fundar la ciudad de San Antonio.

Otro de los atractivos para el turista son los impactantes escenarios desérticos y las Dunas de Bilbao, una maravilla natural formada por 17 hectáreas de montañas de arena, ubicadas en el Pueblo Mágico de Viesca.

Además, en el pueblo se puede visitar la Parroquia de Santiago Apóstol, un tesoro arquitectónico que hoy también es un museo que alberga lo mejor de la historia y cultura de ese Pueblo Mágico, como ser parte de la Procesión del Silencio en cada Semana Santa.

Otro de los atractivos de la entidad es que cuenta con una importante área natural protegida con el carácter de zona paleontológica denominada: “Rincón Colorado”, donde fue descubierto el esqueleto del primer dinosaurio colectado y reconstruido en México, que pertenece a la familia de los Hadrosaurios picos de pato.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo de la entidad, Coahuila es el área de mayor diversidad de organismos fósiles en México y es el único estado que oferta la paleontología como un segmento turístico.

Refiere que la investigación y divulgación científica de esta riqueza paleontológica, desde hace más de 12 años, han posicionado a nivel nacional e internacional a Coahuila, que es reconocido como uno de los 10 lugares con mayor riqueza fósil en el mundo.

Asimismo, la entidad logró el reconocimiento de 13 nuevas especies mexicanas de fauna prehistórica, entre las cuales destacan: dinosaurios, reptiles marinos y voladores como el Coahuilaceratops Magnacuerna, Muzquizopteryx Coahuilenses, Velafrons Coahuilenses y Geosaurus Saltillense.