Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

COAHUILA.- Luego de que se diera a conocer la suspensión del monasterio de Adoratrices Perpetuas del Santísimo Sacramento de Saltillo, el obispo Raúl Vera López, informó que ésta fue una decisión del Vaticano, pues éste ya no operaba de forma correcta y legal.

Fue hace unos días que un video circuló en redes sociales, donde se observó al obispo de Saltillo, discutir con palabras subidas de tono con dos monjas, las cuales se encontraban al interior de una casa que operaba como monasterio.

Raúl Vera López explicó que lo anterior se dio luego de que éstas incurrieran en una desobediencia al no acatar la orden del Vaticano de dejar de operar ese lugar.

El obispo explicó que la discusión ocurrió debido a que las monjas continuaban en el monasterio y se le obstruyó el paso para entablar un diálogo.

"Yo tenía por justicia que arreglar eso porque la gente creía que asistía a una casa religiosa que ya no existe y dije no podemos estar engañando a la gente, no voy a hacer cómplice de eso", dijo.