Amanda Seyfried no da por sentado este gran momento
ARCHIVO – La actriz Amanda Seyfried en la cuarta gala anual de Best Friends Animal Society en Nueva York el 2 de abril de 2019. Seyfried está nominada al Globo de Oro por su papel en Mank de David Fincher. (Foto Evan Agostini/Invision/AP, archivo)

Amanda Seyfried no da por sentado este gran momento

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Alejandro Villaseñor

lunes 22 febrero 2021 - 09:24 p. m.

Cuando a Seyfried le dieron el papel, en parte estaba simplemente emocionada

ESTADOS UNIDOS.- Amanda Seyfried nunca había recibido tantos elogios como por su actuación en “Mank”, la película de David Fincher sobre el guionista de “Citizen Kane” (“El ciudadano Kane”) Herman J. Mankiewicz que por primera vez la coloca entre las contendientes a los grandes premios. Su interpretación de Marion Davies ayudó a cambiar la percepción sobre esta estrella del cine mudo, y Seyfried incluso ha podido dejar de lado su naturaleza modesta y admitir públicamente que está orgullosa de su trabajo. Pero hay algo que lamenta profundamente: su padre no pudo llegar a visitarla en el plató.

Las películas clásicas lo son todo para Jack Seyfried. Cuando a Seyfried le dieron el papel, en parte estaba simplemente emocionada de compartir algo importante para él. El padre de la actriz no es sólo un espectador casual de Turner Classic Movies (aunque en su televisor casi siempre está puesto ese canal); es un súper admirador del viejo Hollywood. Cuando era pequeña, contó Seyfried, había proyectores y películas de nitrato y carretes “por todas partes”.

“Cada noche después de las siete en punto, el piso temblaba. Toda la casa retumbaba con el ruido del proyector y las películas de 60 milímetros, de 35 milímetros”, dijo la actriz de 35 años. “Esa es su vida”.

A lo largo de los años, cuando ella tenía audiciones en los estudios de cine, trataba de llevarlo para que viera los murales, las calles de escenografía y, claro, las salas de proyección. Él fue la primera persona a la que ella llamó cuando hizo la prueba de vestuario y peinado y realmente se sintió como Marion. El viaje a California para ver a su hija en acción estaba programado para febrero del año pasado, pero su padre enfermó y poco después el rodaje de “Mank” terminó.

“Esta era la única vez en mi vida que era importante para él estar en el plató porque todo era real, David Fincher creó un mundo real”, dijo Seyfried. “Es una gran pena”.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?