Jakke Gyllenhaal en una escena de The Guilty en una imagen proporcionada por Netflix. (Netflix via AP)

Ni la pandemia detiene a Jake Gyllenhaal; estrenan "The Guilty"

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Alejandro Villaseñor

martes 21 septiembre 2021 - 05:43 p. m.

El coronavirus ha obligado a Hollywood a adaptarse de innumerables maneras para mantener las producciones a flote durante la pandemia

NUEVA YORK, Estados Unidios (AP) — Jake Gyllenhaal iba conduciendo cuando un supervisor de COVID-19 lo llamó y le dijo que parara su auto.

Era noviembre de 2020, cuando los casos en Estados Unidos se habían disparado, y estaba a días de filmar “The Guilty” (“Culpable”), un thriller sobre un detective de la policía de Los Ángeles degradado (interpretado por Gyllenhaal) que recibe una llamada de secuestro mientras trabaja en una central del número de emergencias 911. El objetivo de la producción muy contenida era minimizar las interrupciones por COVID-19. Gyllenhaal es casi el único actor en pantalla. Sólo hay una locación y el rodaje entero duraría 11 días.

Así que me detuve y dije: ‘Oh, no’. Ya había tenido COVID, así que sabía que podría no ser yo, pero no lo sabía”, dice Gyllenhaal.

Nadie en la producción tenía el virus, pero el director Antoine Fuqua había estado en contacto cercano con alguien que dio positivo. Las pruebas de Fuqua salieron negativas, pero en ese momento las regulaciones requerían que guardara cuarentena.

Tienes 10 días de cuarentena y 11 días de rodaje, así que básicamente es el tiempo de tu película”, dijo Gyllenhaal. “Sentí que se estaba desmoronando”.

En esta imagen proporcionada por Netflix el director Antoine Fuqua trabajando desde un vehículo en el plató de "The Guilty". (Glen Wilson/Netflix via AP)

Pero después de que Gyllenhaal, Fuqua y los productores analizaron sus opciones, encontraron una nueva alternativa: Fuqua dirigiría “The Guilty” desde una camioneta estacionada en la misma calle del plató.

Le dimos vueltas y vueltas y buscamos una camioneta que se usa en fotografía. Me pregunté si había manera de usar la tecnología en nuestro beneficio”, dijo Fuqua. “Literalmente hice todo desde esta camioneta”.

El coronavirus ha obligado a Hollywood a adaptarse de innumerables maneras para mantener las producciones a flote durante la pandemia. Los sets suelen ser hervideros de actividad donde el uso de mascarillas y el distanciamiento social puede ser imposible cuando las cámaras están encendidas. Pero pocas películas han dado un giro como “The Guilty”, un filme hecho con un director que estuvo casi totalmente ausente del plató. El filme se estrena el viernes en cines y el 1 de octubre en Netflix.

&ab_channel=Netflix

Las filmaciones suelen ser un deporte de alto contacto. En su película anterior juntos, el drama de boxeo de 2015 “Southpaw” (“Revancha”), Fuqua, un boxeador, y Gyllenhaal entrenaban intensamente juntos dos veces al día. Peleaban en el ring. En “The Guilty” no se vieron durante todo el rodaje. Hablaban por teléfono o por FaceTime. Veían videos de lo filmado y de cámaras espía colocadas en el set. Fuqua se comunicaba con el equipo a través de un “micrófono de Dios”.

Había días en los que Jake subía por una escalera y me hablaba del otro lado de una pared”, dijo Fuqua riendo.

Nunca había hecho una película en la que no tuviera intimidad física con el director, una cercanía en la que se acercan después de una toma y dicen ‘OK escucha’”, dijo Gyllenhaal. “Pensé, todo esto es nuevo”.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?