ESTADOS UNIDOS.- Un estudiante de aviación originario de Arabia Saudí disparó el viernes con un arma de fuego en un aula de la Base Aérea Naval de Pensacola, matando a tres personas, en un atentado que el gobierno saudí condenó de inmediato y que hizo que las autoridades estadounidenses investigaran un posible vínculo con el terrorismo.

El cruento ataque, que terminó cuando un agente mató al agresor, fue el segundo ocurrido esta semana en una base naval estadounidense.

Doce personas resultaron heridas, entre ellas dos agentes de la policía que fueron los primeros en llegar al sitio tras ser alertados, dijo el jefe de Policía del condado de Escambia, David Morgan. Uno de los agentes fue herido de bala en un brazo y otro en una rodilla, y se espera que ambos se recuperen, añadió.

El atacante era un miembro de las fuerzas armadas saudíes que se adiestraba en aviación en la base, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una conferencia de prensa. Helen Ferre, portavoz de DeSantis, dijo que el gobernador se enteró de la identidad del agresor mediante sesiones informativas con el FBI y funcionarios militares.

Un funcionario que conversó con The Associated Press a condición de mantener el anonimato identificó al agresor como Mohammed Saeed Alshamrani. El funcionario no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el asunto.

Antes, dos funcionarios habían identificado al estudiante como un teniente segundo de la Fuerza Aérea Saudí, y señalaron que las autoridades investigan si el ataque está relacionado con terrorismo. Ambos hicieron declaraciones a condición del anonimato para revelar información que todavía no era conocida al público.