Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Más de mil personas se presentaron en el centro de Portland la madrugada del sábado a una protesta pacífica, a tres días del anuncio de la reducción de la presencia de agentes federales en la ciudad, un acuerdo que las autoridades de Oregon esperan que siga aliviando las tensiones mientras trata de recuperarse de meses de caóticas movilizaciones nocturnas.

La protesta nocturna del viernes imitó a la del jueves, que fue la primera en semanas que terminó sin disturbios importantes, violencia ni detenciones. El cambio de tono en el exterior del tribunal federal Mark O. Hatfield, convertido en zona cero de los enfrentamientos entre manifestantes y agentes federales, se produjo luego de que el gobierno de Estados Unidos comenzó a reducir sus fuerzas en la ciudad de tendencia liberal tras el acuerdo alcanzado entre la gobernadora, la demócrata Kate Brown, y el ejecutivo de Donald Trump.

Hasta la medianoche del sábado, ningún agente federal había salido del juzgado, y no había una presencia notable de efectivos de las fuerzas de seguridad en las inmediaciones.

La cerca que separaba a protestantes y agentes establecidos en el inmueble estaba decorada con globos y con banderas estadounidenses boca abajo, cosidas entre sí y con las siglas “BLM” pintadas encima, en una referencia al movimiento Black Lives Matter.

En un momento durante la noche, un pequeño petardo fue lanzado sobre la cerca. Mientras recorría la trayectoria, algunos manifestantes imploraban con otros permanecer pacíficos. Más adelante, se prendieron pequeños fuegos afuera del tribunal, de los cuales por lo menos uno fue apagado por manifestantes.