En festejos de la Virgen de Guadalupe, arranca Misa de las Rosas

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Posta Redacción

sábado 12 diciembre 2020 - 06:44 p. m.

Vallas impiden el paso a una explanada vacía. Policías custodian las calles. Hay módulos dispensadores de gel antibacterial pero sin gente. Tiendas de imágenes, veladoras y rosarios esperan clientes que no llegan.

"En este inesperado y terrible año, sin duda Ella se encaminará presurosa, y entrará a nuestras casas", dijo el arzobispo Carlos Aguilar

CIUDAD DE MÉXICO.- Vallas impiden el paso a una explanada vacía. Policías custodian las calles. Hay módulos dispensadores de gel antibacterial pero sin gente. Tiendas de imágenes, veladoras y rosarios esperan clientes que no llegan.

La considerada mayor peregrinación católica del mundo se canceló este año. La basílica de la Virgen de Guadalupe —patrona de América Latina y que suele recibir unos 15 millones de fieles en las dos primeras semanas de diciembre, según los regidores del templo— está cerrada el día de su fiesta grande, el 12 de diciembre, debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Miles de velas ocupaban el atrio que tradicionalmente llenaban peregrinos, danzantes y todo tipo de fieles que acuden a cumplir promesas, rogar por sanaciones o dar gracias por favores concedidos.

“Tus hijos hoy te festejan desde casa”, podía leerse en el suelo.

Y a medianoche las mañanitas —el tradicional canto de cumpleaños mexicano— se escucharon pregrabadas, virtuales.

El papa Francisco concedió indulgencia a los fieles para que este año no visitaran el templo y el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo de México, instó a una peregrinación distinta luego de anulada la tradicional.

Eso hicieron muchos devotos a los que las autoridades eclesiásticas animaron a mandar fotos de sus altares personales para crear un gran homenaje virtual a la virgen.

Alejandro Castillo González, un comerciante de 53 años, siete hijos y gran fe en la virgen de Guadalupe, era uno de los fieles que tenía previsto pasar este 12 de diciembre en su pueblo, San Gregorio Azompa, 120 kilómetros al este de la basílica a la que lleva casi 30 años peregrinando por estas fechas.

El motivo es que fue de los que logró visitar a la Guadalupana, como popularmente se conoce a la virgen, la víspera del cierre del templo. “Hacía muchos años que no pasaba a las bancas porque ni cabe uno pero gracias a la virgencita esta vez sí nos dieron permiso”, señaló.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?