Un letrero que ofrece empleos es exhibido en una gasolinera de Mount Prospect, Illinois, el martes 27 de julio de 2021. (AP Foto/Nam Y. Huh)

Hicieron su "agosto" estafadores con el COVID

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Alejandro Villaseñor

jueves 30 septiembre 2021 - 09:46 p. m.

La mayor parte del fraude se produjo en los primeros meses de la pandemia y afectó principalmente los programas de emergencia

PHOENIX, Arizona — Cerca del 30% de los 16.000 millones de dólares en subsidio por desempleo entregados por Arizona desde el inicio de la pandemia de coronavirus fueron a parar a defraudadores, informó el jueves el director de la agencia estatal que supervisa el programa.

La mayor parte del fraude se produjo en los primeros meses de la pandemia y afectó principalmente los programas de emergencia financiados con fondos federales. Esos programas estaban diseñados para ayudar a las personas que normalmente no podrían ser elegibles para recibir la ayuda por desempleo debido a que tenían empleos por contrato o trabajaban de manera independiente como conductores de Uber y sus empleadores no contribuían al sistema de seguro de desempleo.

La cantidad de dinero perdida por el fraude es de entre 4.300 millones y 4.400 millones de dólares, dijo Michael Wisehart, director del Departamento de Seguridad Económica. La mayor parte de ese dinero probablemente se perdió para siempre porque fue desviado por estafadores de fuera del estado o del país que se aprovecharon de la falta de verificación de identidad al principio del programa.

El estado pudo recuperar mil 400 millones de dólares que había pagado, comentó Wisehart. Y los sistemas de prevención de fraude que Arizona implementó en el verano de 2020 han evitado que se realicen más pagos fraudulentos, añadió.

Arizona pudo entregar más de 10 mil millones de dólares a los trabajadores y sus familias que se vieron afectados por las pérdidas masivas de empleos que se produjeron al inicio de la pandemia, dijo Wisehart. Ese es un gran logro, dado que en Arizona se produjo un aumento considerable de las solicitudes de desempleo que superó la capacidad de procesarlas.

Me siento terrible por el contribuyente, por mí mismo como contribuyente, por todos los contribuyentes, de que haya ocurrido esto”, comentó Wisehart sobre los fraudes. “Pero les diré algo, estaría mucho más molesto conmigo y con nosotros si esto se hubiera extendido hasta 2021 y más allá de los primeros dos o tres meses de la pandemia, cuando había un verdadero caos”.

El fraude por desempleo durante la pandemia no es un problema exclusivo de Arizona. La oficina del inspector general del Departamento del Trabajo federal estimó en junio que los estados pagarían indebidamente más de 87.000 millones de los 873.000 millones de dólares de las prestaciones especiales por desempleo para cuando finalizaran el 6 de septiembre.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?