Foto: REUTERS/Giorgos Moutafis
Foto: REUTERS/Giorgos Moutafis
Tags:

GRECIA.- Con solo cuatro meses de edad, los cachorros de oso Bradley y Cooper aún son alimentados con biberón, pero pronto tendrán que buscar comida en el bosque griego si quieren sobrevivir por su cuenta.

La pareja de cachorros, rescatados por el santuario Arcturos en el norte de Grecia, serán entrenados para sobrevivir en la naturaleza y aprender cualquier cosa que una madre les haya podido enseñar.

“Les enseñamos lo que necesitan saber; dónde encontrar comida, qué deben comer, cómo harán su refugio en el invierno”, dijo Melina Avgerinou, cuidadora de Arcturos, que salva a osos huérfanos o cautivos y busca reintegrarlos a su ambiente natural.

“De acuerdo a la temporada, tratamos de enseñarles lo que sus madres les hubieran enseñado en la naturaleza”, contó.

Los cachorros fueron hallados por un vecino del pueblo de Kozani, a una hora de distancia y, como fueron mantenidos en un corral de ovejas durante una semana, era demasiado tarde para reunirlos con su madre.

Avgerinou dice que lleva aproximadamente un año enseñarles a los osos las habilidades básicas de supervivencia. Los entrenadores esconden la comida en el bosque para que los animales la puedan encontrar y procuran que no tengan demasiado contacto con los humanos.