FRANCIA.- Un grupo de expertos confirmó que un autorretrato de Van Gogh es realmente obra del legendario pintor holandés, hecho cuando el artista se recuperaba de una crisis emocional en un asilo en el sur de Francia.

Louis van Tilborgh, del Museo Van Gogh en Ámsterdam, despejó las dudas el lunes afirmando que el cuadro de óleo sobre lienzo, con la imagen del pintor en expresión angustiada, fue completado a fines del verano de 1889 cuando Van Gogh estaba en el asilo Saint-Remy, en el sur de Francia.

La autenticidad de la obra comenzó a ser cuestionada en la década de 1970. El uso de un cuchillo para aplastar pinceladas en el rostro, y el uso de colores inusuales, sembraron dudas sobre la autenticidad de la obra, que fue adquirida como obra de Van Gogh en 1910 por el Museo Nacional de Noruega.

A fin de despejar las dudas, el museo noruego le pidió al Museo Van Gogh analizar la obra en el 2014.

“Es realmente reconfortante saber que es genuino”, expresó Mai Britt Guleng del museo noruego.

Van Tilborgh explicó que el uso de un lienzo viejo y un color verde ocre eran en realidad típicos de la pintura de Van Gogh cuando estaba confinado a la institución en Saint-Remy en 1889.

Lo que distingue a la obra es el uso de un cuchillo.