Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El año pasado, mientras Bruce Springsteen reflexionaba sobre la muerte de su amigo y compañero de banda de la adolescencia George Theiss, fallecido en 2018, tomó su guitarra y empezó a escribir una canción sobre el hecho de ser el único sobreviviente de su primera agrupación.

Escribió sobre los clubes de Nueva Jersey donde los Castiles comenzaron. Y las camisas de franela y los jeans de segunda mano que él y sus compañeros solían usar en el escenario. Al rememorar sus primeras experiencias musicales y los viejos amigos que ya se han ido, Springsteen, de 71 años, canta (en inglés): “En algún lugar profundo en el corazón de la multitud / Soy el último hombre que queda de pie”.

“Last Man Standing” (El último hombre de pie) le sacó emociones al llamado The Boss (El Jefe) y, tras escribirla, más canciones emanaron. Así nació el álbum “Letter to You” (Carta para ti), lanzado la semana pasada.

“Fue la clave para el resto del disco”, dijo Springsteen sobre “Last Man Standing”. “Mi amigo George murió. Él y yo éramos los últimos que quedábamos de mi primera banda, lo cual quiere decir que me dejó solo en cierto modo”.

Solo, escribió canciones sobre su amistad intermitente con Theiss, quien invitó a un joven Springsteen a unirse a los Castiles como guitarrista hace seis décadas. Las tensiones surgieron cuando Springsteen comenzó a moverse al centro del escenario, eclipsando a Theiss, y el grupo eventualmente se desintegró.

Muchos años después se reconectaron, pero entonces Theiss enfremó y falleció.

Springsteen dijo que escribir sobre su amigo no fue fácil. En el tema “Ghosts” (Fantasmas), canta: “Gran tormenta que escribir”.