Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

El debate

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 01 mayo 2022 - 11:02 a. m.

Debatir ideas es un ejercicio muy recurrente cuando las preferencias electorales no están muy marcadas ni muy definidas, este recurso de la democracia permite a los indecisos tomar una decisión final en cuál será el sentido de su voto

Debatir ideas es un ejercicio muy recurrente cuando las preferencias electorales no están muy marcadas ni muy definidas, este recurso de la democracia permite a los indecisos tomar una decisión final en cuál será el sentido de su voto.

Los países desarrollados practican el encuentro cara a cara de los aspirantes a algún cargo de elección popular con la visión clara y contundente de lograr mejores gobiernos, pues esta actuación provee de un mayor conocimiento de las habilidades individuales para enfrentar lo incierto.

Gobernar no es fácil, pues no solo se requiere conocimiento y preparación, para hacerlo bien se requiere sensibilidad y talento, recursos estos que nunca se adquieren en la universidad.

Un encuentro de ideas forzosamente lleva al desencuentro y es ahí donde los electores se concentran,  pues las reacciones naturales del cuerpo, mandan una señal precisa de la fortaleza del hombre, de las debilidades del individuo y de las carencias que seguramente marcarán el futuro que se acerca.

Por ello algunos piensan que a un debate se va solo a perder seguidores,  pues colocar en la vitrina los defectos, magnifica los mismos, exponer las limitaciones del lenguaje, muestra lo que será en el futuro la comunicación y aunque la imagen no lo es todo, el saber vestir para la ocasión, redunda en aceptación o rechazo.

Los electores en Tamaulipas hemos tenido la oportunidad de apreciar debates convocados por la autoridad electoral desde finales del siglo pasado, parece lejos pero no lo es pues apenas hace 23 años vivíamos en otro siglo, en aquel tiempo las grandes televisoras y las estaciones de radio se interesaban en la promoción de la democracia, hoy, gracias a las redes sociales y los avances de la tecnología, es mucho más fácil difundir un debate, pues además de la presencia en vivo al mismo, se puede acceder desde diferentes plataformas a las repeticiones que sean necesarias.

De nada sirven las campañas para designar al ganador de la contienda verbal, cuando cualquier suspicaz puede entrar a Google y escribir: Debate Electoral Tamaulipas 2022 y acceder a cada una de las exposiciones ahí consignadas, repetir y repetir las imágenes que busca y decidir y decidir en forma individual quien lo hizo mejor, o quien lo hizo “menos peor”.

Por más que operen los Bots o los Trolls para tratar de sembrar una idea, jamás podrán cambiar la percepción que un elector consiente del compromiso de su voto logre al ver personalmente lo que se expuso.  

 

La palabra exponer tiene varias acepciones, en El Presente exponen su idea de gobernar, manifiestan sus deseos, declaran su doctrina de viva voz. Pero en El Pasado, expusieron su físico a sufrir algún daño o perjuicio.

Por ello son interesantes los debates, la esgrima verbal se muestra aunque esta sirva solo para ridiculizar al oponente.

Para que una confrontación de este tipo sea contundente, se debe de practicar mucho, regularmente en el ejercicio de la vida cotidiana, debatir ideas debería de ser una práctica común que nos lleve a exigir mejores gobernantes, liderazgos contundentes y desde luego mejores seres humanos al frente de esa responsabilidad.

Hoy que se pueden leer debates interesantes en las redes sociales, a las que todos tenemos acceso libre, resulta desmoralizante ver que la intención de votar se pierde por parte de la misma autoridad electoral, quienes deberían de guiar el ejercicio hacia una manifestación de ideas propias para la mejora del entorno.

Pero bueno, es lo que hay, las decisiones cupulares son las que definen la representación. A los que simple y llanamente nos toca acudir a las urnas, solo nos queda la opción de decidir por quien es nuestro voto, mientras ellos, los beneficiados, se exponen,  se ponen nerviosos, leen  o se escudan en los “gags”, para poder llegar al ánimo de una sociedad que ya casi no cree en nada. 

La pregunta que debieron hacer en las encuestas posteriores debió ser; ¿Quién cree usted que perdió menos en EL DEBATE?

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?