Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

HÉROES

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

sábado 20 febrero 2021 - 10:57 a. m.

No se necesita mucho análisis, cuando las cosas están a la vista, cuando basta hacer los comparativos a uno y otro lado del río para conocer cómo se resolvieron las cosas

No se necesita mucho análisis, cuando las cosas están a la vista, cuando basta hacer los comparativos a uno y otro lado del río para conocer cómo se resolvieron las cosas, que tanto afectó y cuanto duró.

Lo que dejó la Tormenta Invernal fue la plena certeza de que la siembra de odio no cesará, de que se seguirán utilizando los medios tradicionales para sembrar mentiras y de que, muchos al paso del tiempo se irán dando cuenta poco a poco de la extraordinaria manera en que se manipula la información.

En esta región donde nos ha tocado vivir, esperamos que mucho tiempo más, ya estamos acostumbrados a las situaciones de emergencia climática, los huracanes no sabemos cuándo nos van a llegar, pero cada año nos preparamos al menos mentalmente para darles la bienvenida.

Sí, porque sabemos que, junto con la tormenta ciclónica, vienen las aguas necesarias para seguir manteniendo la característica propia de la región, la siembra de los cultivos, esos que han dado riqueza y trabajo muy por encima de otras actividades.

Esta tierra de hombres de campo, no se raja ante las adversidades climáticas, siempre desde hace muchos, muchos años, ha sabido voltear la vista al cielo para calcular los tiempos de siembra y esperar con esmero en la labranza, los tiempos de la cosecha.

Todos hemos visto cómo ha cambiado el clima, aun quienes no sembramos nada, sabemos que los ciclos han cambiado conforme ha cambiado el clima, lo que nunca ha cambiado es la entereza de los agricultores, quienes, a pesar de cambiar las fechas de siembra con la esperanza de un mejor resultado, saben que los riesgos se corren y los enfrentan con responsabilidad.

Los agricultores de Tamaulipas no necesitan pilmama ni mucho menos pseudolideres que los enseñen a trabajar la tierra, no me queda duda que aprovecharán la humedad que dejó la tormenta para hacer producir su tierra.

Pero quienes no se quedan atrás son los trabajadores de la CFE de la División Golfo Norte, demostraron con creces de lo que son capaces de hacer aun con temperaturas congelantes y dieron los resultados esperados, superando con creces a sus homólogos del otro lado del río.

Pero esto no es nuevo, me cuentan los viejos, bueno, los más viejos que yo, que allá por 1967 cuando el ciclón Beulha, también de este lado de la frontera se restituyeron los servicios mucho antes que los de Brownsville y a mí me consta durante otro ciclón que no recuerdo el nombre, como de este lado de la frontera ya se tenían todos los servicios, mientras que en las zonas rurales del Valle de Texas continuaban esperando.

Cuando supe que, en Rancho Viejo, Olmito, Los Fresnos y Harlingen en Texas, todavía seguían sin luz después de 4 días, no me queda más que reconocer el esfuerzo de esos trabajadores de la CFE que devolvieron la luz a los habitantes de Matamoros.

No puedo hablar más que de lo que me consta, durante la tormenta me tocó ver como explotaba un transformador subterráneo, las llamas que brotaron y la columna de humo negro me hizo pensar que para ese sector del Fraccionamiento Rio, difícilmente les volvería la luz en varios días, mi sorpresa fue mayúscula al enterarme que en menos de 16 horas resolvieron el desperfecto.

La ventaja de vivir en la frontera es que se tiene familia de ambos lados de la línea, yo les puedo asegurar que sufrió mas la que vive en Texas que la que vive en Tamaulipas.

Buscar culpables por lo sucedido no nos lleva a ninguna parte, menos cuando el clima fue contundente, tengo 53 años de vivir en Matamoros y no recuerdo haber pasado nunca dos días seguidos con temperaturas bajo cero, lo mejor es buscar a los responsables de que se restableciera el servicio tan rápidamente, es fácil encontrarlos, andan en camionetas blancas con logos de la CFE, les dicen electricistas, pero en realidad son LOS HEROES.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?