Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

La Barbi

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 06 febrero 2022 - 11:31 a. m.

A velocidad supersónica vimos pasar el mes de enero del 2022, difícil saber cuál fue la noticia que más impactó, pues no nos dio tiempo de análisis tanta virulencia del Ómicrón

A velocidad supersónica vimos pasar el mes de enero del 2022, difícil saber cuál fue la noticia que más impactó, pues no nos dio tiempo de análisis tanta virulencia del Ómicrón, esa variante de COVID-19 que más parecía variante de “flu” o gripe pero que hizo renacer la esperanza en que todos se vacunen, parecía más campaña publicitaria del “booster” pues nos volvimos expertos en cual de todas era más resistente a las nuevas cepas de la pandemia.

Pero aprendimos que todos los anti vacunas merecen respeto, sobre todo los deportistas profesionales y recibimos un alud de “Fake News” que demostraban como un producto sintético ruso denominado Omikron que sirve para muchas cosas y tiene años en el mercado, se esparcía con los aviones formando una estela en el azul cielo que nos mostraba cuan ignorantes somos, pero lo peor es que nos demostraba que seguimos desconociendo los beneficios de tener una computadora en la palma de la mano.

Tamaulipas no fue la excepción, ya desde diciembre nos recetaron pasiflorine, en un mes en el que ciertos días están dedicados a todo, menos a visualizar el futuro, pues el presente hace imperativo resolver lo inminente.

Esto me hace recordar lo que sucedía en Matamoros, durante muchos años el 31 de diciembre invariablemente a las 9 de la noche,  se elegía al presidente de la Canaco mientras los comerciantes estaban muy apurados contando las ganancias y cerrando el año fiscal.

Nada nuevo bajo el sol.

La única diferencia es que ahora se quejan los que antes lo practicaban, esas estrategias nunca fueron patentadas, las crearon eso si los comerciantes y se aplicaron en la política por la simple y sencilla razón de que en muchas ocasiones las ambiciones son las mismas, crear riqueza a costa de otros.

Los tiempos han cambiado mucho, las precampañas ya no se hacen como antes, todas son fingidas, la decisión está tomada previamente y las luchas fratricidas nunca han sido bien vistas, así que se aprovecha la laguna de la ley si es que la hay, para montar un circo mediático que a todas luces resulta contraproducente.

La imposición se logra cuando se tienen los “desos” pequeños, pero nadie los quiere tener grandes, pues cuando de ahí te toman no tienes para donde hacerte.

La memoria es corta y fallida, pero este mes sirvió para darnos cuenta de que no hay diferencia entre el Pemex Gate del 2000, la huida de El Chapo del 2001, la Estela de Luz del 2010, la Casa Blanca de Las Lomas del 2013 y las residencias del Junior en Houston del 2022,  lo cual muchos interpretan de diferente manera, pero solo hay una, el tráfico de influencias persiste, los conflictos de interés son permanentes  y la polarización crece.

De uno y otro ladocreen tener razón, se enfrentan con el recurso de la memoria selectiva, cuando la razón solo le asiste a la verdad, esa que es coherente pero subjetiva, además de acomodaticia y sugerente, pues todos queremos que se haga justicia en los bueyes de algún compadre.

El amarillismo exacerbado de algunos comunicadores produce tanta polarización como la que el presidente genera desde su tribuna mañanera, estrategia clara y definida con fondo político de ambas partes. Ni para donde hacerse, cuando la simple opinión personal nos conduce a cualquiera de los extremos. Difícil época sin duda para la expresión de las ideas, pero tercos somos.

De la revocación del mandato ni para que hablar, hay quienes ya fueron inoculados con un virus más letal que el COVID-19 y desde hace tiempo rechazan la posibilidad de la participación ciudadana en un derecho constitucional.

Pero las lecturas de los actos de gobierno tienen muchas aristas, la comisión que vino del país más poderoso del orbe según algunos, provocó un infarto, luego una visita al Senado de la República provocó muchos más infartos, tan solo porque EL KEN dijo que AMLO tenía razón. Y no fue el novio de LA BARBI.

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com

optimusinformativo@gmail.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?