Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

La Conciencia

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

domingo 10 abril 2022 - 03:34 p. m.

Hoy 10 de abril del 2022 la sociedad mexicana electoral y democrática tiene una cita con el destino, la disyuntiva es fácil, aprobar o desaprobar.

Hoy 10 de abril del 2022 la sociedad mexicana electoral y democrática tiene una cita con el destino, la disyuntiva es fácil, aprobar o desaprobar.

Hay quienes dicen que la no participación en la consulta es una manera de reprobar el proceso por oneroso o porque tiene vicios ocultos que llevan intenciones malsanas.

A todos nos queda claro que la participación es el mecanismo a través del cual el ciudadano tiene el derecho individual o colectivo para intervenir en las decisiones públicas, pero además es el camino  para evaluar las políticas públicas, sin embargo la interpretación de la ley hace que se tergiverse este derecho constitucional.

El mismísimo INE (Instituto Nacional Electoral) en sus páginas web lo define así: “¿Qué es la Consulta Popular?  Es un mecanismo directo de participación en el que la ciudadanía aprueba o rechaza una o varias propuestas planteadas con anterioridad sobre temas de interés público”.

El Artículo 35 de la Constitución Política de la República Mexicana es muy claro, contúndete me atrevo a expresar, en él se señala que las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional se sujetarán a: 1) ser convocadas por el Congreso de la Unión a petición de: 1) el Presidente de la República; 2) el equivalente al 33% de los integrantes de cualquiera de las Cámaras del Congreso de la Unión; o 3) los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al 2% de los inscritos en la lista nominal de electores. Agrega que la petición deberá ser aprobada por la mayoría de cada cámara del Congreso de la Unión.

El mismo artículo expone que cuando la participación total corresponda, al menos, al 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, el resultado será vinculatorio para los poderes Ejecutivo y Legislativo federales y para las autoridades competentes.

Y esto es lo que tal vez no se entienda claramente, la palabra vinculatorio significa que al ser un ejercicio participativo, debe colaborar un porcentaje mínimo de la población, lo que justificaría el carácter de decisión mayoritaria de los mexicanos. Lo anterior quiere decir que, si no participa un número mínimo de personas, la Consulta dejaría de ser popular al no verse reflejada la opinión de la mayoría.

Pero el articulo además explica que son susceptibles de consulta los actos de carácter legislativo del Congreso de la Unión y los administrativos del Ejecutivo federal y  podrán serlo: la restricción de los derechos humanos reconocidos por la Constitución; los principios consagrados en el artículo 40 de la misma; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional; y la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada Permanente.

Sin embargo tal parece que sentar un precedente que fortalezca la democracia incomoda a muchos, pareciera ser que el boicot a la participación ciudadana fuera la intención verdadera, incluso perceptible hasta en las autoridades electorales del país.

La Revocación del Mandato es una opción como procedimiento legal mediante el cual los votantes pueden determinar la permanencia o no de una persona en un cargo de elección popular, sea Presidente de la Republica, Legislador, Gobernador o Alcalde, en pocas palabras es la oportunidad de interrumpir el mandato dándolo por terminado anticipadamente.

Esta opción, pocos países en el mundo la tienen, en Europa solo Suiza goza de ese privilegio, en América del Norte, tanto Canadá como Estados unidos y México lo tienen, en el resto del mundo solo Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela lo contemplan en su Carta Magna.

Queda claro que existen diferencias de percepción en el país, lo que no queda claro es si este día haremos uso de un derecho que al no usarse, como sucede con cualquier órgano vital, se puede atrofiar, lamentando en el futuro no haber hecho uso de LA CONCIENCIA.

 

 

 

 

 

 

Jorge Alberto Pérez González

 

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?