¿IMAGEN O PERCEPCIÓN?

Por: CLARA VILLARREAL

Nunca es tarde

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

martes 19 abril 2022 - 02:06 p. m.

Ningu´n e´xito en la vida justifica el fracaso en la familia.

Recientemente, escuche´ a un sen~or de edad adulta decir que lo más importante en la vida era el trabajo, que la familia podi´a esperar y que el deber del hombre era atender el negocio por encima de la familia. Sus palabras nos impactaron a los presentes y las miradas de asombro por el comentario se hicieron notar; ahi´ mismo cai´ en cuenta que la edad no siempre nos da el aprendizaje o la sensibilidad, pero tambie´n logre´ entender algo ma´s: cuando nos aferramos a una idea o creencia, esta nos puede llevar a perder por completo la sensibilidad de lo más valioso que tenemos en la vida. La Familia.

Aferrarnos a una creencia es estar convencido sobre algo que se considera cierto y no precisamente se relaciona con la realidad, sino con el concepto que se tiene de esa idea, y las creencias surgen por ideas como: “porque asi´ he sido toda la vida y no pienso cambiar de parecer”, “porque asi´ fueron conmigo mis padres” o por el simple hecho tener la razo´n. Las creencias en muchas ocasiones llegan a ser tan profundas que nublan las relaciones familiares. El reto es identificar cuáles son las creencias que no nos permiten fluir o que repetimos constantemente y que, por encima del amor y el respeto a nuestros seres más cercanos, pueden llegar a distanciarnos ante tal aferramiento.

Nunca es tarde para replantearnos como estamos llevando a cabo nuestras relaciones de pareja o de familia, por ellos y por nosotros mismos siempre valdra´ la pena analizar si nuestras ideas esta´n sumando o restando a nuestro entorno. Sé que cambiar, suena aterrador, salir de nuestra zona ma´s co´moda, salir del modo automa´tico no es lo más placentero o fa´cil de llevar a cabo de un di´a a otro, pero cuando logramos hacer estas modificaciones lo que ganamos no tiene precio porque la familia solo se construye con amor, respeto, dedicacio´n y tiempo, y la vida solo sabe cuanto tiempo nos queda. Nunca es tarde y el resultado siempre valdra´ la pena.

Ningu´n e´xito en la vida justifica el fracaso en la familia. Autor de la frase: Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes

Twitter: @claravillarreal 

contacto@claravillarreal.com 

DEJA UN COMENTARIO

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?