Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los primeros tuits con el hashtag #GanaConVictoryLab aparecieron alrededor de las seis de la tarde el pasado viernes, 15 de junio. Después de dos horas, empezó a posicionarse en los trending topics a nivel nacional en Twitter. A las ocho de la noche, era el cuarto hashtag más usado en todo México, desbancando la conversación sobre los tres goles que Cristiano Ronaldo consiguió ese día en la Copa del Mundo.

El único problema: cada una de las cuentas que mencionaron #GanaConVictoryLab eran falsas.

Frente a una pantalla gigante el dueño de Victory Lab, Carlos Merlo, de 29 años, mostró a BuzzFeed News el poder de su empresa. “Ellos (su equipo) escriben los textos en excel”, explica mientras muestra la hoja llena de oraciones simples con el hasthtag incluido. Cada oración se puede ver repetida. “La mejor compañía es #GanaConVictoryLab” y demás frase apoyando a la empresa.

“Esto lo envío a un software y después se empieza tuitear sin parar”, dice Merlo con mucha seguridad, mientras toma el celular con sus manos y manda la lista de tuits al software.

Este programa funciona cuando los bots analizan la frecuencia de publicaciones de los otros trending topics y ellos simulan la misma periodicidad. “Esto lo que hace es emular el comportamiento de los hashtags, como este de Cristiano Ronaldo”, señala a la pantalla.

Victory Lab es una de las cientos de agencias que funcionan en México como Cambridge Analytica que llenan las redes sociales con información que no es verdadera. Esta compañía hará que la sus publicaciones sean las más vistas cuando el cliente pague. Merlo explica que generar un hashtag como el que hicieron para que BuzzFeed News viera cómo funciona,costaría alrededor de 200 mil pesos si el cliente realmente quisiera que fuera el número uno.

Explica que su empresa es la opción más barata para personas que buscan posicionarse en Twitter y con eso generar legitimidad. “Para una marca si quiere ser promocionada en Twitter y estar en los trending topics costara alrededor de 100 mil dólares”.

En los últimos seis meses sus principales clientes han sido los políticos, explica Merlo. En esta empresa se puede generar cualquier tipo de contenido, en favor, en contra, cualquier mensaje que los políticos quieran posicionar. Lo único difícil de su trabajo, explica Carlos, mientras se recarga en una de las paredes de su oficina en la colonia Moderna en la Ciudad de México, es que los políticos paguen a tiempo. “Que paguen a tiempo es difícil, hacer los millones de tuits es fácil pero conseguir el dinero, no tanto”.

Un estudio revela que México tiene poco nivel de confianza en los medios e instituciones. El 80% de los mexicanos creen que las noticias falsashan afectado de alguna u otra manera la vida cotidiana.

Un empleado de una agencia de marketing digital, explica a BuzzFeed News, de manera anónima, para que los clientes de su agencia no sepan para quién trabaja, que la Guerra sucia en la política lleva mucho tiempo. Esta persona que ha trabajado en algunas campañas políticas, estima que el 90 % de los trending topics en México están controlados por agencias de Marketing digital. En comparación con Estados Unidos, explica, México todavía está detrás. “Estados Unidos es el rey en esto. La guerra sucia serán cada vez más grandes y las noticias serán enormes y después a nadie le importará”.

La Ciudad de México creó la unidad especializada en delitos cibernéticos en octubre de 2015 para tratar de evitar que este tipo de divulgaciones de contenido en web tengan mayor potencial. Ellos explicaron a BuzzFeed News que desde hace nueve meses están investigando la creación de fake news pero que hasta el momento no han detenido a nadie.

La carrera de Merlo empieza en 2006, cuando tenia 17 años, decidió crear una página no oficial de la banda de rock Molotov en Myspace. Para el año 2009, comenta, esta página logró una gran cantidad de seguidores. “Subía fotos de los conciertos, publicaba las fechas de sus presentaciones. Para 2009 me contactó la disquera y me contrató e hizo mi página la oficial del grupo y me convertí en el community manager de Molotov”.

Merlo empezó Victory Lab en 2011 cuando respondió a un político que preguntó en Twitter si alguien podría ayudarlo a usar internet. (No quiso decir qué político fue y revisamos su historial en twitter y no encontrarnos rastro sobre esto). “Vino a mi oficina, que era una departamento con seis amigos, analizó lo que había y después me ofreció trabajo…”

Uno de los éxitos más grandes que Victory Lab presume fue cuando en 2014 creó la noticia que Paul Walker (actor muerto en un accidente de auto en 2013) estaba vivo y que podría ir a la cárcel. Esta noticia, explica, tuvo seis millones de visitas. Desde ahí tomó mucho interés en cómo llegar a mayor público y dice que la elección de Estados Unidos del 2016 le sirvió mucho.

Victory Lab funciona actualmente con 17 oficinas a lo largo del país, con 15 o 20 empleados, aproximadamente cada una, es decir al menos 200 empleados.

Con información de BuzzFeed