Foto: El Siglo de Torreón
Foto: El Siglo de Torreón
Tags:

COAHUILA.- El recorte al presupuesto para el estado de Coahuila, podría convertir al 2019 en un año perdido en materia de infraestructura, señaló el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

Ante la posibilidad de que los recursos federales no lleguen en la medida que se espera, el Estado deberá aportar al menos dos mil millones de pesos para realizar obras de infraestructura.

El Mandatario dijo que el Estado sigue a la espera de que en el primer trimestre del año se obtengan recursos a través de las bolsas concursables por un monto de al menos mil 400 millones de pesos, con el fin de ejercer un presupuesto de 3 mil 400 millones de pesos para infraestructura, monto que se ejerció en 2018.

Si dentro de los meses de enero a marzo no hay realmente bolsas considerables para el estado de Coahuila, sí podemos caer en un año desperdiciado en materia de infraestructura, en materia de desarrollo regional y por lo tanto en materia de desarrollo económico.
Miguel Ángel Riquelme


Apuntó que la proyección de participaciones por parte del ramo 33 y el ramo 28 en el presupuesto de la Federación puede ser ficticia si no recauda el Estado lo que dentro del cálculo de la base participable la Federación está tomando en cuenta.