Lo mejor de la información de Nuevo León, México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Internacional

¡Y más problemas para Tesla! Se roban cables de estaciones de carga

Robos de cables: Amenaza para la industria de vehículos eléctricos

Un punto de recarga de Tesla en la calle Kipling, el 3 de junio de 2024 en Houston. (AP Foto/Lekan Oyekanmi)
Un punto de recarga de Tesla en la calle Kipling, el 3 de junio de 2024 en Houston. (AP Foto/Lekan Oyekanmi)

Publicado el

Por: Alejandro Villaseñor

DETROIT, Estados Unidos.- Los robos de cables en estaciones de carga suponen un obstáculo creciente para la expansión de los vehículos eléctricos en Estados Unidos. El aumento en la demanda del cobre, material presente en los cables de carga, ha llevado a un aumento en los robos por parte de delincuentes en busca de beneficios económicos.

Estos robos no solo afectan a las estaciones de carga, sino que también impactan a los propietarios de vehículos eléctricos, quienes se ven obligados a buscar desesperadamente cargadores que funcionen. Este problema se suma a la escasez de estaciones de carga en el país, lo que genera ansiedad y estrés en los conductores.

Ver nota:
¡Otra falla de Tesla! Llama a revisión a 125 mil autos por falla grave

Los fabricantes de automóviles eléctricos en Estados Unidos han establecido metas ambiciosas para la transición hacia vehículos eléctricos, pero los robos de cables representan un desafío adicional para convencer a los consumidores de optar por esta opción más sostenible.

Empresas como Stellantis, Ford y General Motors han invertido grandes sumas de dinero en la fabricación de vehículos eléctricos, pero los robos de cables amenazan con obstaculizar sus planes de expansión. El aumento en los robos ha sido reportado en diferentes estados del país, lo que indica que se trata de un problema generalizado.

A pesar de que las empresas de recarga señalan que los cables no contienen una gran cantidad de cobre y que su extracción es complicada, los delincuentes buscan obtener beneficios económicos a través de estos robos. La sustitución de los cables robados resulta costosa para las empresas de recarga, lo que agrava aún más la situación.

En resumen, los robos de cables en estaciones de carga representan un desafío importante para la expansión de los vehículos eléctricos en Estados Unidos. Los fabricantes y empresas de recarga deberán encontrar soluciones efectivas para prevenir estos robos y garantizar una experiencia de carga óptima para los conductores de vehículos eléctricos.

Síguenos en Google News
Otras Noticias