Lo mejor de la información de Nuevo León, México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media

¿Sabemos cómo funciona nuestro voto?

En 2024 se votará no solo para elegir quién estará en la presidencia, si no también para gobernador o gobernadora en nueve entidades y se renovará el mandato de las 16 alcaldías de la CDMX.

Publicado el

Por: Erwin Contreras

Escuchar artículo Escuchar artículo

SAN PEDRO GARZA GARCÍA, Nuevo León.- Este año, cerca de 98 millones de mexicanos y mexicanas participaremos en uno de los procesos electorales más grandes en la historia de México.

Se votarán más de 20 mil cargos políticos a nivel federal y local.

¿Pero sabemos las y los mexicanos cómo funciona nuestro voto?

¿Cómo elegimos a las personas que nos gobiernan?

¿Sabes cómo se llama tu diputado local?

¿Qué son los plurinominales?

¿Cuántos senadores hay?

Vamos por partes.

En 2024 se votará no solo para elegir quién estará en la presidencia, si no también para gobernador o gobernadora en nueve entidades y se renovará el mandato de las 16 alcaldías de la Ciudad de México.

Elegir eso, no parece tener pierde.

Tu candidato o candidata, su tachita en su cuadrito y se acabó.

La cosa se pone complicada cuando hablamos de coaliciones o de las cámaras de diputados y senadores.

Primero, las coaliciones.

 ¿Qué son las coaliciones?

Las coaliciones son básicamente alianzas electorales entre dos o más partidos en las que lo único que se busca es conseguir el mayor número de votos, no solo para que gane su candidato o candidata, si no también para tener más espacios en las cámaras de diputados y senadores.

Pero eso de las cámaras de diputados y senadores lo vemos después, porque es otro lío.

 En México hay coaliciones de tres tipos:

Totales, parciales y flexibles.

Las totales son aquellas en las que todos los partidos que están en la alianza postulan los mismos candidatos a todos los puestos de elección.

Es decir, que deberán ser exactamente los mismos candidatos a presidente de la República, a senadores y a diputados federales, excepto los que se postulen por la vía plurinominal.

Pero de las plurinominales también hablamos más adelante que ese es un lío mayor.

Las coaliciones parciales son aquellas en las que los partidos políticos de la alianza postulan al menos al cincuenta por ciento de sus candidatos bajo una misma plataforma electoral.

Es decir, cuando menos a 150 candidatos a diputados federales y 32 a senadores.

Y las coaliciones flexibles, son cuando los partidos que forman la coalición postulan al menos a un 25 por ciento de sus candidatos bajo una misma plataforma electoral, es decir, no menos de 75 a diputados federales y 16 a senadores.

 ¿Hasta ahí vamos bien?

Si no, ponle pausa y regresa, porque no está fácil.

El asunto con las coaliciones es que pueden incluir partidos que a la vista tienen ideologías muy distintas.

Pero eso no importa porque acuérdense ¿qué quieren?

Sí, votos. Lo demás lo van a ir resolviendo después… o no.

Pero ojo, aunque parezca, las coaliciones no son malas o deshonestas.

Son un recurso legal para que haya la mayor representación en los espacios de toma de decisiones políticas del país y sobre todo, para lograr contrapesos.

Los contrapesos son indispensables en las democracias, porque obligan a la negociación y otorgan una importancia central al diálogo político.

Yo lo entendí perfecto con el ejemplo del primatólogo Frans de Waal que explicaba que los chimpancés tienen jerarquías que se basan en coaliciones. El dominante

no es el individuo más fuerte sino el que logra más apoyo.

¿Y cómo lo logra? haciendo intercambios. Esas son las transacciones políticas.

Entonces finalmente llegamos a cuáles son las dos coaliciones que hay en México para las elecciones de este año.

Por un lado, la alianza Sigamos Haciendo Historia, conformada por Morena, el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista.

Y por el otro, Fuerza y Corazón por México (...) conformado por el PAN, el PRI y el PRD.

Ahora, aquí viene la parte donde uno dice: esto no lo vi en la clase de civismo de tercero de primaria y por qué no lo hice.

¿Cómo se elige a los diputados y senadores, y ya que estamos en esas qué cosa hace cada uno de ellos además de pelearse en la tele?

Diputados y senadores son parte del Poder Legislativo, es decir, los que legislan, los que hacen las leyes.

La Cámara de Diputados se conforma por un total de 500 representantes, todos los cuales sirven un periodo de tres años (bueno, algunos sirven menos) pero es decir, están en su puesto tres años.

La Cámara de Senadores se integra por 128 miembros, que son elegidos para un periodo de seis años.

Sí, sí, pero ¿cómo se eligen?

Ponme atención porque tiene truco. Primero los diputados y diputadas.

De los 500 que hay, 300 son elegidos por el principio de mayoría relativa.

¿Qué es mayoría relativa?

Haz de cuenta que México está dividido en 300 pedazos (sí, ya sé que estaba mejor pensar que solo estamos divididos en chairos y fifís, pero no te me distraigas).

Esos 300 pedacitos se llaman circunscripciones uninominales.

Ya sé. Ya sé… pero les puedes decir distritos electorales.

Y espérate porque el país tiene otras cinco que se llaman circunscripciones plurinominales y a esas sí no hay otra forma de decirles, pero de esas te cuento más adelante porque se nos va a hacer bolas el engrudo.

Esos 300 pedacitos se distribuyen entre las 32 entidades federativas (haz de cuenta huevitos de pascua) se distribuyen de acuerdo con su porcentaje de población, tomando como base los resultados del censo.

Pero eso sí, por muy poquita gente que haya, ninguna entidad puede tener menos de dos de esas circunscripciones.

Ahí salen en la boleta. De que vota por tu diputado, diputada favorita.

 ¿Y mis otros 200 diputados y diputadas?

Esos 200 son elegidos por una cosa bien extraña que se llama principio de representación proporcional y se hace mediante el sistema de listas regionales votadas en las cinco circunscripciones plurinominales. 40 de estos funcionarios en cada una.

¿Ya te dolió la cabeza?

Ajá. ¿Ves como no es nada más ir a poner tachitas en la boleta?

Y esos son solo los diputados. Pero cuando hacen su chamba son bien importantes porque su función principal es la de presentar propuestas para reformar, crear, o eliminar leyes que sean necesarias para el beneficio de todos nosotros.

¿Y cómo saben qué propuestas proponer?

Pues porque deben escucharnos.

Además, están encargados de vigilar los recursos públicos federales de las dependencias de gobierno.

Y los diputados y diputadas locales son haz de cuenta lo mismo, pero en tu estado, solo que ahí no son 500, ahí depende de qué tan grande sea el lugar donde vives.

Algunos tienen 20, otros tienen 50 y así.

Por eso es importante saber quién es tu diputado local y quién votó para que tuviera ese puesto.

Si hay un bache en tu colonia, no le echas la culpa al gobernador o al presidente, es jale de los y las diputadas ir a pedir recursos para que lo arreglen.

Bueno, ahora vamos con los senadores.

¿Esos qué?

La Cámara de Senadores se integra por un total de 128 miembros, unos son elegidos a través de una fórmula de mayoría y la otra a través de una fórmula proporcional.

En cada estado elige tres senadores. Los partidos políticos deben registrar una lista con dos fórmulas de candidatos. Dos de los escaños se asignan por el principio de mayoría relativa, es decir, le corresponden al partido que haya obtenido el mayor número de votos.

El tercero se asigna por el principio de primera minoría, esto es, al partido que haya obtenido la segunda mayor votación.

Ponle pausa porque si no, nos enredamos todos.

En resumen llevamos 64, que corresponden a las fórmulas ganadoras en las elecciones, 32 a la primera minoría.

Ahí llevamos 96 ¿y mis otros 32 senadores?

Esos son elegidos por el principio de representación proporcional, mediante el sistema de listas votadas en una sola circunscripción plurinominal nacional.

¿Si te acuerdas cuáles?

Si no, regrésale. Acá te esperamos…

Los senadores se encargan, cuando se encargan, de la política exterior como tratados internacionales, designación de embajadores y cosas muy así.

También es su chamba ratificar o proponer cambios en funcionarios de instituciones.

Y ya para, por cuanta deidad recuerdo, terminar…

¿Por qué importa todo esto?

Porque al votar informados, podemos, uno: exigir que se cumplan y se mejoren las leyes; dos: garantizar que el poder no esté en manos de una sola ideología y tres: saber exáctamente a quién reclamarle cuando las cosas no se estén haciendo de manera adecuada.

Entonces ¿ya sabes cómo se llama tu diputado local? ¿Qué son los plurinominales y cuántos senadores hay?

Síguenos en Google News
Comparte esta nota Copiar Liga
URL copiada al portapapeles
Noticias Relacionadas