ESTADOS UNIDOS.- La presidenta y directora ejecutiva de la Academia de la Grabación, Deborah Dugan, quien se encuentra bajo licencia administrativa según informó el jueves la organización, respondió a través de su abogado que “lo que se ha reportado ni siquiera se acerca a la historia que debe contarse”.

La academia dijo el jueves por la noche que su presidenta de apenas seis meses fue puesta bajo licencia tras denuncias de conducta inapropiada por parte de una alta directiva de la organización, tan sólo 10 días antes de la ceremonia de los premios Grammy.

Pero en un comunicado enviado el viernes a The Associated Press, el abogado de Dugan Bryan Freedman dijo que la historia no termina ahí.

“Cuando nuestra capacidad de hablar no esté limitada por un contrato de 28 páginas y amenazas legales, expondremos lo que sucede cuando uno ‘da un paso al frente’ en la Academia de la Grabación, una organización pública sin ánimo de lucro”, dice la misiva.

Dugan, ex directora ejecutiva de la organización (RED) de Bono, fue la primera mujer designada a dirigir la academia cuando comenzó a trabajar en agosto. El presidente de la junta directiva de la Academia de la Grabación, Harvey Mason Jr., un productor musical que ha trabajado con Chris Brown, Jennifer Hudson y otras estrellas, fungirá como presidente y director ejecutivo interino.

"Considerando las preocupaciones planteadas por la junta directiva de la Academia de la Grabación, incluyendo una queja formal de conducta inapropiada por una alta directiva del equipo de la Academia de la Grabación, la junta ha colocado a la presidenta y directora ejecutiva de la Academia de la Grabación Deborah Dugan bajo licencia administrativa, con efecto inmediato”, dijo la academia en un comunicado enviado a la AP. “La junta también contrató a dos investigadores independientes externos para realizar una investigación independiente de las alegaciones”.

“La junta determinó que estas medidas son necesarias para restaurar la confianza de los miembros de la Academia de la Grabación, reparar la moral de los empleados de la Academia de la Grabación, y permitir que la Academia de la Grabación se enfoque en su misión de servir a todos los creadores de música”, continuó. “La junta directiva de la Academia de la Grabación está comprometida a fomentar un lugar de trabajo, una industria musical y una sociedad seguras, diversas e inclusivas”.