Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Cuando Idina Menzel comenzó a interpretar “Let It Go” en vivo en presentaciones y conciertos, pensaba que su letra y melodía emocionantes empoderarían a las niñas en la audiencia vestidas como Elsa. No sospechó que ella misma iba a salir igual de inspirada que sus seguidoras.

“Siento una sensación extrema de orgullo por eso”, dijo la cantante y actriz laureada con el premio Tony que hace la voz de Elsa, un personaje con defectos pero independiente con la capacidad mágica de manipular hielo y nieve. La canción resonó especialmente con ella por ese entonces, pues estaba haciendo malabares al actuar en varios espectáculos de Broadway mientras atravesaba su divorcio del actor Taye Diggs y trataba de “poner un pie delante del otro”.

Entonces “ves a una niña con un vestido azul en la segunda fila”, continuó, “y te das cuenta de que la canción y la película las representa, les está dando permiso de apropiarse de quienes son y de todo aquello que las hace únicas y diferentes. Pero todo es recíproco: eso regresa a mí de una manera exponencial porque yo también necesito oírlo”.

Menzel cree que “Frozen 2”, que se estrena el viernes, tiene la capacidad de empoderar a chicas y chicos de todas las edades de la misma manera. La nueva película llega seis años después de que la original rompiera records para una cinta animada al recaudar 1.200 millones de dólares en la taquilla mundial. Fue impulsada por la canción “Let It Go”, que ganó un Oscar y un Grammy.

Jennifer Lee, codirectora y guionista de ambas cintas, no anticipaba el éxito de “Frozen”. Se percató de su valor durante una conversación casual con una extraña.