CIUDAD DE MÉXICO.- Las generaciones milennial o las posteriores denominadas Z (nacidos entre el 2001 y 2012) son diversas y multiculturales, comprometidos socialmente, capaces de interactuar con multipantallas, dominan las redes sociales y se interesan por las innovaciones tecnológicas.

A priori tiene un camino recorrido para llegar a formar parte de los emprendedores del mañana con ciertas garantías, afirma Ángel Pérez Torres, Docente en Cerem International Business School.

Los jóvenes deben adquirir una formación académica suficiente que les capacite en el mundo laboral con una formación profesional o titulándose en la universidad.

Tener una idea innovadora para emprender un negocio es fundamental como lo es la elaboración de un bussines plan, pero hay otros aspectos muy importantes para enfrentarse a la difícil tarea de iniciar un negocio como son la pasión, la iniciativa, la creatividad, la ambición, la superación, incluso el liderazgo.

No obstante se pueden considerar habilidades que con esfuerzo y trabajo se pueden alcanzar, a mi juicio no se trata de tener un don sino se trata de una actitud ante la vida, afirma el directivo de Cerem Business School.

Me gusta poner el ejemplo del niño cuando juega; pone pasión, desarrolla toda su creatividad ofreciendo soluciones a los problemas, elaborando estrategias e incluso tomando decisiones desde edades muy tempranas.

¿Quién no ha visto a un niño pequeño eligiendo la opción más beneficiosa para él, después de valorar las diferentes opciones que dispone? Lo hace a toda velocidad incluso puede que a veces se equivoque pero siempre se ha de considerar este hecho como una oportunidad de aprender. Exactamente lo mismo que en el mundo de los negocios,concluye

Como dijo Norman Vaughan “Sueña en grande y atrévete a fallar”.