Lo mejor de la información de México y el mundo
facebook X Instagram Youtube TikTok
México

¡Bodas vaqueras! en la Torre Latino, capitalinos “dan el sí”

La iniciativa reunió a decenas de parejas, quienes aprovecharon la oportunidad de casarse, aunque sea de mentiritas ya hasta la posibilidad de estar en el mirador de la Torre Latino.

Publicado el

Por: Iván Macías

Escuchar artículo

CIUDAD DE MÉXICO.- La puerta del elevador se abre y Alejandra y Antonio salen al piso 35 de la Torre Latino, no ocultan su sorpresa porque no era lo que esperaban, ya que se imaginaban que la experiencia que habían contratado sería algo más austera y hasta cierto punto simple.

Nervios, muchos nervios. Yo me imaginé que iba a hacer algo mucho diferente a lo que vi, sólo pensé que iba a haber una mesa y un juez y ya.

Antonio, 

Asistente a la boda de altura.

Pero no, su sonrisa iluminó por momentos el espacio donde decenas de personas decidieron asistir para casarse “de a mentis” en un lugar diseñado para atraer a los visitantes.

Padre, muy padre. Es algo que no es real, pero al mismo tiempo es muy bonito.

Alejandra, 

Asistente a la boda de altura.

Se colocaron un paliacate, ella se probó un velo y él no quiso usar sombrero vaquero, pero participaron en la ceremonia y ambos se dieron el “si”.

Asistentes de otros lados para casarse

Alexis y Mariela viajaron desde Puebla para participar en esta experiencia que planearon unos días antes como su celebración de San Valentín.

Es algo muy diferente a las vistas que se tienen del centro de la ciudad, es una experiencia muy bonita.

Alexis, 

Asistente a la boda de altura.

Los que de plano festejaron desde temprano son Laura y Luis, quienes primero participaron en la carrera San Valentín Run y luego fueron a casarse, aprovechando cada momento que puedan estar juntos.

Entre semana trabajamos todo el día y la verdad el fin de semana es que aprovechamos para estar juntos. Por eso decidimos pasar todo el día del amor y la amistad.

Laura, 

Asistente a la boda de altura.


La experiencia dio inicio a las 11 de la mañana, cuando empezaron a llegar los participantes a estas bodas de altura, les dieron las indicaciones básicas y comenzaron a utilizar los artículos de utilería que podrían servirles para hacer más real su experiencia.

Había sombreros, paliacates, velos, caballitos de madera y hasta el momento de casarse le regalaban un anillo.

Nos gustó mucho la verdad, y es que los dos somos de Monterrey, así que como en casa.

Felipe, 

Asistente a la boda de altura.

La mayoría de los participantes admitió sus nervios, ya que para ellos es casi como un ensayo de la boda que quizá algún día celebren como parejas formales. Pero para otros sólo fue una tarde de diversión.

Lo cierto es que nadie quedó decepcionado por la aventura que vivieron, por el espectacular panorama que se tiene de la ciudad desde este piso 35 y hay quienes incluso dicen que volverán a hacerlo la próxima fecha disponible que es el 14 de febrero donde se espera que haya una gran demanda de novios dispuestos a casarse, aunque sea de mentiritas.

Ver nota:
Los mejores planes para este 14 de febrero en CDMX: Flores, boda, pizza y más

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mirador Torre Latino y museo de la Ciudad y la Torre (@mirador_torrelatino)


Noticias Relacionadas