Lo mejor de la información de México y el mundo
facebook X Instagram Youtube TikTok
Share

Silbato de la muerte Azteca pone a correr a una británica

Una británica que sacó a pasear a su perro en la noche se llevó un gran susto que la puso a correr al escuchar el sonido de un silbato de la muerte Azteca.

El silbato de la muerte Azteca ​ es un artefacto cerámico creado exclusivamente por los mexicas. Foto: Computer Hoy
El silbato de la muerte Azteca ​ es un artefacto cerámico creado exclusivamente por los mexicas. Foto: Computer Hoy

Publicado el

Por: Erwin Contreras

Escuchar artículo

LONDRES, Reino Unido.- Una mujer que sacó a pasear a su perro de noche nunca imaginó que se llevaría un tremendo susto luego de escuchar el silbato de la muerte Azteca mismo que la echó a correr en el patio de su hogar en Londres, Reino Unido.

El susto de la mujer con el sonido del silbato de la muerte Azteca fue captado por una cámara de seguridad y compartido en la red social 'X' (antes Twitter) y hasta el momento suma 19.6 millones de reproducciones y 60 mil me gusta. 


Cibernautas opinaron que el sonido que escuchó la mujer pudo haber sido producido por algún animal como el zorro o inclusive un puma; sin embargo, se aclaró que se trató de un silbato de la muerte Azteca que era utilizado por los antiguos pobladores del territorio mexicano durante ceremonias y sacrificios.

@ecoshistoria Ahora exploramos el terrorífico instrumento inventado por los mexicas. El silbato de la muerte hace honor a su nombre. #historia #aztecas #silbatodelamuerte #mexico #ecosdelahistoria ♬ original sound - Ecos de la Historia


Conoce más sobre el silbato de la muerte Azteca

El silbato de la muerte Azteca ​ es un artefacto cerámico creado exclusivamente por los mexicas. Pertenece a un tipo de aerófonos de la Mesoamérica precolombina que producían sonidos especiales que imitaban los reclamos de ciertos animales y el ruido del viento o la tormenta.

La pieza azteca era un instrumento musical que producía un 'silbido de muerte' que infundía un gran miedo en los oyentes. Su uso estaba asociado al culto al dios del viento Ehecatl y al dios de la muerte Mictlantecuhtli. En nahua el artefacto se llamaba 'Ehecachichtli'. El término 'silbato de la muerte azteca' fue utilizado por primera vez en la década de 1990 por el arqueólogo Roberto Velázquez Cabrera, dedicado al estudio de las culturas musicales mesoamericanas precolombinas. 1

El silbato de la muerte que dio a conocer el instrumento al público fue descubierto por primera vez en 1999 durante las excavaciones del Templo de Quetzalcóatl en Ciudad de México, donde los aztecas realizaban sacrificios humanos. En el templo se descubrió el esqueleto sin cabeza de un hombre sacrificado, de unos 20 años de edad, en cuya mano sostenía un pequeño silbato de cerámica. ​Estaba hecho de arcilla y tenía forma de cráneo humano.

En el momento del descubrimiento, los científicos pensaron que era sólo un adorno, pero 15 años después, uno de los investigadores accidentalmente sopló en él, descubriendo que era un instrumento musical inusual y alarmante, ya que sonó como un grito desgarrador, tras lo cual recibió el nombre de silbato azteca de la muerte. Más tarde las evidencias encontradas indicaron que estos silbatos se fabricaban con arcilla en grandes cantidades.

 

Hipótesis sobre el uso del silbato de la muerte Azteca

Existen varias hipótesis sobre el uso del silbato mortuorio. Uno de ellos afirma que se utilizó como instrumento de intimidación durante la guerra, así como con fines rituales durante los sacrificios humanos. Considerando el aspecto del templo, donde se excavaron una gran cantidad de silbatos mortuorios, el periodista B. Cost cree que fueron utilizados en sacrificios humanos. Se cree que el silbato era un talismán protector utilizado para ahuyentar a los espíritus malignos durante el viaje de la víctima al más allá. ​ Si era tocado durante el sacrificio, amplificando los gritos de la víctima, debía provocar un efecto perturbador en los espectadores de la ceremonia.

También se ha sugerido que tales silbatos podrían haber sido utilizados simultáneamente por cientos de guerreros, provocando la huida inmediata de los enemigos, pero hay poca evidencia que lo respalde. 


Ver nota:
Muere la jirafa Fenn de 6 meses tras un susto

Otras Noticias